Errores que debes evitar cuando pides un crédito

Pedir un crédito es cada día más fácil. Pero no quiere decir que se pueda hacer de cualquier modo o sin pensar en su importancia.
Publicado por o día 21/08/2017 na sección de Economía

Errores que debes evitar cuando pides un crédito

El mundo de los créditos ha cambiado mucho en los últimos años. En parte se debe a que la crisis nos ha empujado a buscar alternativas a los préstamos convencionales, ya que los bancos han endurecido las condiciones para acceder a financiación. En otras ocasiones, las cantidades y los plazos son tan cortos que no merece la pena siquiera entrar a preguntar, porque tardaríamos más en recibir una respuesta que en cobrar nuestro sueldo y tener el dinero en el bolsillo. Hoy, hay formas de conseguir dinero rápido y casi sin papeleo. Aunque también hay errores que debes evitar cuando pidas un préstamo, sea de la naturaleza que sea.

Pedir dinero que en realidad no te hace falta

La proliferación de préstamos sin aval ha llevado a algunas personas a solicitar dinero simplemente por la facilidad de hacerlo, sin que realmente les haga falta para nada en concreto. Otros piden más de lo que necesitan pensando que así se cubren de algunos imprevistos.

No obstante, hay que destacar que el dinero hay que devolverlo y estos préstamos generan unos intereses. De modo que cuanto menos cantidad se pida, menos habrá que devolver y podremos hacerlo en un plazo más corto. Por ello, pide solo el dinero cuando te haga falta, y la cantidad adecuada para cada situación.

Solicitar el crédito sin estudiar las ventajas e inconvenientes

A veces la necesidad urgente de liquidez nos puede llevar a precipitarnos y elegir un crédito sin leer las condiciones, ni comparar entre varias entidades para ver cuál es la que más nos interesa. Este error puede hacer que tengamos que pagar más de lo que pensábamos en un principio, e incluso que contratemos productos vinculados a la concesión del crédito de los que luego no nos consigamos desprender.

Antes de tomar la decisión, hay que ver qué ventajas e inconvenientes tiene el crédito que estamos mirando y sólo después podremos hacerlo de una forma confiable. Afortunadamente hay sitios en los que nos muestran estos detalles, analizando entidades como Kredito24 y mostrando qué ventajas y puntos a tener en cuenta hacen que nos decidamos por ellas.

No leer la “letra pequeña”

Cuando solicitamos un crédito, sea una hipoteca o un préstamo personal de pequeña cantidad, firmamos un contrato que nos vincula a cumplir unas determinadas condiciones. Por tanto, tenemos que leer todo el contenido del contrato, lo que incluye la llamada “letra pequeña”, que es donde se pueden encontrar las condiciones detalladas. Una vez que firmemos, estaremos aceptando todo lo que hay escrito, aunque no lo hayamos entendido o siquiera leído.

Algunos de los puntos que se incluyen en ciertos contratos se declaran ilegales y se pueden reclamar después, como pasó con las cláusulas suelo y determinados impuestos. Puedes ver aquí como reclamar plusvalía municipal si eres una de las personas afectadas por esta medida y tienes derecho a hacerlo. De modo que si ves algo extraño en el contrato, lo mejor es que pidas que te lo expliquen antes de firmar. Que algunas cláusulas se invaliden no quiere decir que no tengas que leer el contrato pensando que lo que te perjudique se pueda anular. El desconocimiento no es un eximente de cumplir las condiciones que has firmado.

No tener claro que podrás devolverlo a tiempo

Antes de pedir el préstamo, es muy importante pararse a hacer cuentas y comprobar que seremos capaces de hacer frente a los pagos en los plazos fijados. De lo contrario, tendremos que pagar intereses de demora que son mucho más altos que los normales, y que normalmente se acumulan por días.

Piensa muy bien en esto cuando busques financiación para empezar un negocio. Por ejemplo, hoy es muy fácil ganar dinero desde casa gracias a Internet. Algunas de estas opciones requieren de una inversión inicial pero pueden ser muy rentables. De todos modos, si piensas pedir un préstamo para emprender tu propio negocio, también necesitas tener claro que podrás cubrir los gastos mientras sigues generando dinero.

No cometas estos errores si estás pensando en pedir un crédito. Así seguro que tendrás una buena experiencia.