Fabián Orellana, de héroe a villano

        La situación era la idónea. La racha imparable del conjunto celtiña hacía esperar un gran partido en feudo deportivista y así fue. Después de una jugada desafortunada en el comienzo, el Deportivo de la Coruña se adelantaba en el marcador con un gol en propia puerta del celtista Jonathan Vila.  Corría el minuto 4 y desde ese momento, desapareció el conjunto coruñés.

          Un Celta de Vigo ambicioso, volcado al ataque y un Deportivo que a cada minuto que pasaba se volcaba más atrás, hacían predecir el pronto empate del Celta, quién llevó casi todo el peso del partido sin ser alguna ráfaga de fútbol que soltaba Valerón de sus pies. Así llegábamos al descanso, con el marcador en contra por la mínima, ante la ineficacia de los delanteros del Celta los cuales pudieron anotar fácilmente dos goles en el tiempo de descuento.

         La segunda parte más de lo mismo, un Deportivo por momentos acongojado, parecía incluso que podría llevar una gran goleada, pero pasaban los minutos y el Celta, renovado en ataque con los cambios de Orellana y Joan Tomás, parecía no encontrar la portería, hasta que en una jugada individual, Orellana recién salido marcaba regateando a un par de jugadores.

           El momento moral que sufría el Depor, tocado y encerrado en su campo daba a entender una remontada del Celta en los 8 minutos que quedaban pero de nuevo Orellana, héroe con el primer gol, pasaba a villano ante una pérdida tonta de balón que ocasionaba tan solo dos minutos después, el segundo gol deportivista.   Esta victoria le da al Deportivo un empate a puntos en la clasificación pero su imagen hace que este equipo no meta el más mínimo miedo para luchar por el ascenso. ¡¡ Forza Celta !!

Publicidad: Conoce gente de Vigo

Noticias de última hora en Vigo

celta vs depordepor vs celtanoticias celta de vigonoticias depornoticias deportivo coruña

SIGUENOS EN TELEGRAM