Frases de la vida: Palabras que nos hacen pensar

Por o 19/07/2018 | Sección: Adulto
Frases de la vida: Palabras que nos hacen pensar

¿Alguna vez te has puesto a pensar qué características definen a una persona sabia, y si tu cumples con ellas? ¿Alguna vez has conocido a esos individuos que han llamado poderosamente su atención porqué parece que tienen en su mente toda una serie de conocimientos adaptados a todo tipo de situación? Estas personas parece que siempre tienen la respuesta adecuada para cualquier problema que se pueden llegar a encontrar: además, se suelen mantener alejadas de sensaciones y pensamientos negativos como el materialismo, la codicia, la rivalidad, la envidia, el orgullo, el ocio, la ira y, en definitiva, sobre cualquier otro pensamiento relacionado.

Si alguna vez les hemos tenido que pedir consejo, seguramente nos habrá dado un determinado razonamiento partiendo de frases de la vida que no son más que una sucesión de palabras que nos infundirán el ánimo que necesitamos para seguir adelante, reforzarán nuestra autoestima, y/o nos ayudarán a poder evaluar la situación en perspectiva, para que podamos lograr siempre los mejores resultados y solucionar cualquier tipo de problema.

Éstas personas han estudiado tanto estas “frases de la vida” que saben cómo aplicar cada una de ellas a las situaciones más adecuadas.

La sabiduría de las frases de la vida

Una persona sabia es feliz, bondadosa, y sincera cuando se está expresando, además de ser equilibrado y formular su opinión desde la lógica y la razón. Aunque en esta opinión también habrá una pizca de sus emociones personales, será capaz de anteponer la lógica/razón sobre ellas para poder indicarnos el mejor camino que podemos llegar a seguir.

El sabio es capaz de callar en aquellas situaciones en las que debe de callar, y únicamente hablar en el momento en el que tenga algo importante que decir, y nada más. No se extenderá en explicaciones y tan sólo lo podrá entender aquellas personas que realmente lo quiera hacer, así como aquellas que tengan los conocimientos adecuados para ello.

Son personas humildes, modestas, se mantendrán siempre integras y su presencia es muy valorada, ya que supondrán una fuente de información interminable.

Cada palabra que sale de su boca debe de ser apreciada como si fuera una especie de tesoro que todo el mundo querrá conservar: el tonto no podrá escuchar sus palabras, el que quiera aprender, las analizará de forma detenida, con el objetivo de desentrañar el significado que nos quiere llegar a transmitir.

El sabio utiliza frases de la vida que realmente le ayude a expresar su opinión, independientemente de la situación en la que se puede llegar a encontrar (puede expresar frases de felicidad, frases de despedida, o cualquier tipo de frase). Siempre tendrá preparada una frase por si acaso, y podrá buscar otra en la base de datos de su mente en el caso de que la ocasión así lo requiera.

El sabio tiene un gran conocimiento sobre su persona, y una de sus metas es poder conquistarse asimismo, enriquecer sus conocimientos y su propia mente, y no conquistaran los temas, sino conseguir que ellos dicen hasta su propio punto de entendimiento, pero sin obligarles, únicamente haciendo atractiva su posición para qué cualquier usuario pueda llegar al mismo camino.

La principal característica que define al sabio es el respeto: siempre será contemplado con respeto porque él ofrece lo mismo hacia los demás. Sus palabras serán siempre pura poesía y nos hará el regalo más interesante que nos puede hacer cualquier persona: la sabiduría. Sus palabras serán pura poesía y siempre nos deleitara con frases de la vida con la particularidad de que seremos capaces de poder recordarlas para siempre.