Gago subraya que las subvenciones a entidades sin ánimo de lucro son “ayudas envenenadas”

Demuestran falta de planificación y de compromiso del Gobierno con las políticas sociales – señaló el concejal popular.
Por o 12/07/2016 | Sección: Partido Popular,Política
Gago subraya que las subvenciones a entidades sin ánimo de lucro son “ayudas envenenadas”
Compartir en:

El concejal popular señala que el plazo de presentación de solicitudes finalizó ayer, y éstas no se resolverán hasta octubre, cuando la actividad que se financia abarca del 1 de enero al 31 de octubre. 

Estas fechas, explica, obligan a las asociaciones a elegir entre cubrir sólo un mes de actividad -si esperan a dicha resolución- o exponerse a no recibir la ayuda, con los perjuicios económicos correspondientes.

“Esta forma de gestionar implica ofrecer un servicio en precario, perjudicando tanto a la estabilidad laboral de los contratados como a los usuarios de los servicios sociales que se prestan”, resalta. 

Apunta que mientras tanto el alcalde se dedica a “mentir sobre políticas sociales, afirmando que en Vigo no hay desahucios cuando la realidad demuestra lo contrario”.

El concejal popular Diego Gago ha calificado hoy como “ayudas envenenadas” las subvenciones a entidades sin ánimo de lucro del Concello. Unos apoyos, explica, que demuestran la falta de planificación y de compromiso del Gobierno con las políticas sociales.

En este sentido, Gago Bugarín ha apuntado que esta orden de ayudas, cuyo plazo de presentación de solicitudes se cerró ayer, no se resolverá hasta el próximo mes de octubre pese a cubrir las actividades comprendidas entre el 1 de enero y el 31 de octubre.

De este modo, y tal y como denuncia el concejal popular, las fechas previstas obligan a las asociaciones a elegir entre cubrir sólo un mes de actividad -si esperan a dicha resolución- o exponerse a no recibir la ayuda, con los perjuicios económicos correspondientes.

“Si una asociación espera a saber si se le concede la ayuda o no para realizar alguna actividad, apenas podrá financiar un mes de dicha actividad. Y si decide contratar a alguien desde el principio, se expone a quedarse sin subvención”, ha incidido Gago Bugarín.

Una forma de gestionar, ha proseguido, que supone en última instancia “ofrecer un servicio precario a las asociaciones y a los ciudadanos, perjudicando tanto a la estabilidad laboral de los contratados como a los beneficiarios de los servicios sociales”.

La verdadera política social del Gobierno municipal

Entre los objetivos de estas ayudas figuran el desarrollo de proyectos o actividades que favorezcan la integración social de las familias, el impulso de programas de formación, o el impulso de iniciativas de prevención dirigidas a personas y colectivos en riesgo de exclusión social o desprotección. “Por lo tanto -apunta Gago-, la dejadez y la ausencia de planificación del Gobierno municipal muestra su verdadera falta de compromiso con las políticas sociales”.

Pese a ello, ha continuado, “al alcalde se le llena la boca hablando de estos temas, mintiendo y afirmando que en Vigo no hay desahucios, cuando la realidad demuestra lo contrario”.

Así, explica el concejal popular, Caballero se niega a incorporar a Vigo al programa de viviendas vacías de la Xunta, al que podría ceder pisos como los de República Argentina, mientras que con el tique social obliga a las personas a tener que elegir entre “comer o tener un techo”. “Es una política social de beneficencia y no centrada en las personas”, concluye.