Galicia aspira a medallas olímpicas

Publicado por o día 23/05/2016 na sección de Deportes,Piragüismo

Galicia aspira a medallas olímpicas

Los gallegos conquistarán alguna medalla en los Juegos Olímpicos de Río. Es la opinión de los palistas y también de los entrenadores presentes en el preolímpico continental y la Copa del Mundo que se celebró en Duisburg (Alemania). Además, todos ellos coinciden en confirmar el gran potencial de Galicia dentro del panorama del piragüismo nacional e internacional. Teresa Portela, Rodrigo Germade, Óscar Carrera y Cristian Toro serán los gallegos en Río de Janeiro. Quedan doce semanas para la cita olímpica.

Cristian Toro, del Fluvial de Lugo, y Saúl Craviotto provocaron admiración K-2 200 metros.

No perdieron ninguna de las cuatro regatas en las que participaron, las dos del preolímpico y otras tantas en la Copa del Mundo. Además, en algunas de ellas demostraron una superioridad rotunda. Era la primera competición para ambos, después de estar en el control selectivo nacional. Las sensaciones que transmitieron son inmejorables.

Suso Morlán, entrenador gallego que se ocupa ahora de Brasil, los considera “serios candidatos a medalla. Es un barco fantástico”. El técnico, presente en Alemania con Isaías Queiroz que es su gran baza olímpica, reiteró que “Sául Craviotto aporta la experiencia y Cristian Toro la fortaleza. Es una unión con pocas fisuras”. Suso Morlán añadió que “tengo confianza en Teresa Portela y también en el K-4 de Óscar Carrera y Rodrigo Germade. Estos dos van a tener muchos problemas, ya que el nivel que se encontrarán allí será alto. Pero estoy convencido de que estarán entre los primeros. Seguro”.

El K-4 1.000 metros ganó el pasaporte olímpico en Milán el año pasado y sus componentes la plaza en el control selectivo de Trasona (Asturias). Rodrigo Germade desveló que “no tuvimos suerte en Diusburg. Nos tocó una mala calle y también no estamos todavía a un nivel alto de forma. Nos queda un trabajo intenso”. El palista del Ría de Betanzos, al igual que Óscar Carrera, insistió en que “estar cuatro gallegos en los Juegos Olímpicos quiere decir que en Galicia se ha trabajo bien la base. Esa esa la línea a seguir”. Y su pronóstico es que los gallegos logren tres medallas en la cita olímpica.

Teresa Portela acudió a Alemania para realizar una prueba. Y la palista de Cangas reconoció que “el resultado fue malo”, pero las sensaciones buenas. Fue tercera en al final B. Afrontará su quinta cita olímpica, un registro histórico. Sobre el futuro, declaró que “tengo que mejorar algunas cosas, sobre todo la velocidad”. Teresa Portela también señaló que “todavía queda tiempo para trabajar de forma intensa” y sobre sus pronósticos de medallas dijo que “no me atrevo a decir una cantidad. Pero es evidente que hay opciones.

Las medallas en unos Juegos Olímpicos son muy caras”.

En el camino olímpico se quedaron Rubén Millán y Gabriel Campo Pavón, del Kayak Tudense. Lucharon en K-2 1.000 metros y estuvieron cerca de su objetivo. Rubén Millán reconoció que “era importante ir a los Juegos. No pudo ser. Esto es deporte. Pero hemos demostrado que estamos en la buena línea. Fuimos séptimos en la Copa del Mundo con un nivel deportivo altísimo. Eso nos hace ser optimistas. Seguiremos en la lucha”.

André Oliveira y David Fernández, del Firrete, también se quedaron a las puertas en C-2 1.000 metros. “Era complicado, pero me quedo con la buenas sensación de dar lo máximo y competir con los mejores. Luchamos todo lo que pudimos”. Ambos atravesaron por problemas en la Copa del Mundo, debido al “cansancio físico y sicológico” y también a una lesión en el hombro de David Fernández, que a pesar de ello quiso competir.

Diego Romero, del Breogán de O Grove, fue cuarto en el preolímpico en C-1 1.000 metros.

A las puertas de la clasificación olímpica. Reconoció que “me vacié y me quedé cerca. Una lástima. Después, en la Copa del Mundo estaba agotado”. Según algunas fuentes, Diego Romero todavía dispone de una mínima posiblidad de lograr una plaza en los Juegos Olímpicos. Se tienen que dar una serie de combinaciones muy complicadas.

Galicia demostró su poder deportivo en Diusburg (Alemania). Suso Morlán señaló que “es un placer ver competir a los gallegos. Lo hacen bien. Se está trabajando de forma magnífica. Y algunos tienen un gran futuro. Les sigo de cerca”. Precisamente en Galicia se disputará el próximo fin de semana la Copa de España de 200 y 500 metros en la pista David Cal en Verducido. Y dentro de dos semanas habrá una nueva Copa del Mundo en Monte Mor o Velho (Portugal). En ambas citas volverán a estar varios de los que fueron protagonistas en Disburg (Alemania) durante una intensa semana.

PRENSA FEGAPI