Galicia solicita que se modifique la Ley estatal para ampliar el concepto de violencia de género a todos los tipos de violencia contra la mujer

La secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella, participó hoy en Madrid en la Conferencia Sectorial de Igualdad en la que se acordó con el consenso de todas las comunidades y, la petición de Galicia, la creación de un grupo de trabajo para dar continuidad al Pacto de Estado
Publicado por o día 31/03/2022 na sección de España,Sucesos,Xunta de Galicia

Galicia solicita que se modifique la Ley estatal para ampliar el concepto de violencia de género a todos los tipos de violencia contra la mujer

La secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella, participó hoy en Madrid en la Conferencia Sectorial de Igualdad en la que solicitó que se modifique la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de medidas de protección integral contra la violencia de género, para incorporar todos los tipos de violencia contra las mujeres, en línea con el que ya recogen el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y el Convenio de Estambul sobre prevención y lucha contra la violencia a las mujeres.
En la actualidad a ley estatal solo reconoce como violencia de género aquella en la que existe o existió en algún momento una relación afectiva o de pareja entre el agresor y la víctima. Galicia, cuya legislación para la prevención y tratamiento integral de la violencia de género (ley 11/2007, de 27 de julio) ya incorpora un elenco más extenso de supuestos, considera que casos como el último crimen cometido en Galicia, donde una mujer fue presuntamente asesinada por un acosador, deben ser reconocidos como violencia de género por la legislación estatal, garantizando así una atención integral a todas las víctimas de la violencia contra las mujeres.
Para el Gobierno gallego, el nivel de tolerancia ante los ataques y actos de violencia que sufren las mujeres debe ser cero y no resultan admisibles retrocesos en lo que se refiere a la protección de sus derechos. La Xunta trabaja por una Galicia inclusiva, igualitaria, respetuosa, justa y democrática y, por eso, solicitó este cambio normativo.
Galicia se sitúa en la vanguardia de la lucha contra la violencia y la discriminación de la mujer en todos los ámbitos, al permitir visibilizar nuevas desigualdades y avanzar para erradicarlas. La nueva Ley gallega de Igualdad, que en la actualidad está en tramitación, impulsará, entre otros, la protección de las mujeres frente a ataques sexistas a través de medios tecnológicos; promoverá programas municipales para crear espacios urbanos libres de violencia y acoso sexual; o reconocerá la discriminación múltiple de la mujer por discapacidad, etnia, edad, pobreza o inmigración, entre otros.
Es preciso recordar, además, que Galicia fue pionera en modificar la Ley para incluir la violencia vicaria de padres a hijos como violencia de género.
Continuidad al Pacto de Estado
Por otro lado, en la reunión celebrada hoy se acordó por unanimidad y, la petición de Galicia, la creación de un grupo de trabajo para dar continuidad al Pacto de Estado contra la violencia de género. Galicia en la última conferencia sectorial, celebrada el pasado mes de febrero, se mostró preocupada por la continuidad de los fondos asociados al Pacto de Estado, ya que finaliza este año y el Gobierno Central entonces no había confirmado su continuidad. Así, en aquella reunión, y, la petición de Galicia, se acordó avanzar en la renovación de este Pacto y en la reunión de hoy se abordó el inicio de los trabajos para la ampliación, mejora y renovación de los acuerdos e instrumentos presupuestarios y administrativos de este Pacto y la continuidad de los proyectos vinculados.
Para el Gobierno gallego, el Pacto de Estado contra la violencia de género es un instrumento eficaz para coordinar las políticas para luchar contra esta lacra social. Es un eje prioritario para la Administración autonómica gallega y, por eso, incrementó este año el presupuesto en un 22% hasta los casi 18 millones de euros.
Galicia, a través del Pacto del Estado, está gestionando 40 millones de euros que se repartieron en cinco anualidades (2018-2022). Para este año cuenta con cerca de ocho millones de euros para seguir desarrollando las medidas previstas. En 2021, a través de estos fondos, se pusieron en marcha dos nuevas actuaciones: el programa para impulsar la contratación de mujeres víctimas de violencia de género por entidades sin ánimo de lucro y los incentivos a la movilidad geográfica para las víctimas. Son dos iniciativas que se circunscriben en el apoyo del Gobierno de la Xunta la que las víctimas consigan una independencia económica, ya que lo considera clave para garantizar que las mujeres en situación de violencia de género consigan una mayor estabilidad personal, social y laboral y la puerta que les va a permitir salir del círculo de la violencia y lograr esa independencia económica y personal necesaria para romper el vínculo con su agresor y lograr su plena recuperación.
Galicia, además, es pionera, en el marco del Pacto, en el apoyo integral a menores que quedaron huérfanos a causa de los actos de violencia machista, da cobertura económica y social a las víctimas gravemente heridas, organiza turnos de guardia para la atención psicológica y social e incorporó trabajadores sociales a las siete oficinas de atención a las víctimas en juzgados.
Entre las medidas incluidas en el Pacto se encuentran también acciones para la sensibilización y prevención de la violencia, la coordinación en la respuesta institucional a las víctimas -con especial vigilancia para sus descendientes menores de edad-, configuración de estadísticas o visibilidad de otras formas de violencia que pueden afectar a las mujeres.

Comentar noticia

Your email address will not be published.