GUÍA COMPLETA PARA ELEGIR TU LUBRICANTE ANAL

Publicado por o día 11/03/2021 na sección de Belleza

guía de lubricantesDa lo mismo que seas una mujer que busca explorar nuevas sensaciones, un hombre homosexual o simplemente una persona con curiosidad para probar nuevas formas de diversión en su sexualidad… el sexo anal es una practica segura y excitante que todos podemos compartir en la intimidad de la pareja o en solitario.

Si bien es cierto que por la ubicación de la glándula prostática recibir sexo anal es más placentero para los hombres que para las mujeres, no deja de ser una realidad fisiológica que todavía existen muchas terminaciones nerviosas sensibles alrededor del ano que permiten que las mujeres también sientan placer practicándolo.

Aún así, hay una cosa en la que todos estamos de acuerdo: se necesita una buena lubricación para practicar este tipo de sexo. No nos debemos llevar a engaño, mientras que el sexo oral o vaginal, tiene una lubricación natural, el ano carece de ella, y no usar un lubricante, o emplear uno que no sea adecuado, puede hacer que nos quedemos con un desagradable recuerdo.

Sí, se necesita mucho lubricante para el sexo anal … pero ¿qué tipo debemos usar exactamente? ¿Son seguros? En este artículo trataremos de arrojar algo de luz sobre este tema, y aportar la información necesaria para iniciarte en este mundo

TIPOS DE LUBRICANTES ANALES

Hay muchos tipos de lubricantes anales en el mercado, todos ellos tienen diferentes ventajas e inconvenientes. Así que es mejor que leas esta guía antes de tomar una decisión para acertar con el mejor lubricantes para tí.

LUBRICANTE A BASE DE SILICONA

El lubricante de silicona, como su propio nombre nos indica, está hecho con una base siliconada. Esta sustancia no se absorbe en tu cuerpo de manera natural, creando una película que puede durar horas. Esto lo hace ideal para el sexo anal, ya que no se seca durante la penetración, haciendo esta práctica mucho más sencilla y placentera. El lubricante a base de silicona también es hipoalergénico y seguro de usar con todos los preservativos y barreras sexuales. De hecho, es el tipo de lubricante que se usa con más frecuencia en los condones pre-lubricados.

Son indicados para la práctica en duchas, saunas o piscinas ya que no es soluble en agua. Tal vez uno de los pocos inconvenientes de este tipo de geles es que no son sencillos de conseguir ya que, curiosamente, son muy especializados. Las farmacias disponen de poca oferta y las tiendas eróticas especializadas suelen ser la mejor opción.

LUBRICANTES A BASE DE AGUA

Baratos y fiables, sencillos de conseguir y perfectos para personas que presenten alergias o dermatitis. La base de agua de estos geles los hacen muy seguros, el único inconveniente es que al absorberse de manera natural por el cuerpo, suele perder efectividad de manera rápida, haciendo que tengas que lubricar varias veces durante el acto. Lo mejor es la sensación de naturalidad que transmite, ya que se asemeja a los fluidos corporales.

El mejor consejo que os podemos dar es que, de elegir uno de estos geles, os asegureis que no contienen otros aditivos químicos de procedencia incierta, ya que estos son los que pueden producir irritación o quemazón.

LUBRICANTE A BASE DE ACEITE

Existe una enorme oferta de geles lubricantes con base de aceites de varias tipologías en el mercado. Son una opción intermedia entre aquellos que buscan una buena duración, y sentir sensaciones más próximas a una lubricación natural. Por contra, dado su origen oleoso, con la fricción pueden generar residuos en forma de sustancia blanquecina un poco antiestética. No tiene nada de malo, pero hay gente que puede sentir cierto rechazo por esto. Un punto negativo, es que la gran mayoría de estos geles atacan al látex…Así que si no son aptos para usar con los preservativos.

LUBRICANTES NATURAL U ORGÁNICOS

Cuando hablamos de  “lubricantes naturales” nos referimos básicamente a aquellos elaborados con ciertos aceites de origen vegetal que son 100% naturales y orgánicos, que no contienen ingredientes artificiales ni fórmulas artificiales. Estos lubricantes, como el aceite de coco, aloe vera, manteca de karité o la manteca de cacao, hidratan la piel y mejoran su elasticidad, lo que ayuda a humectarla y, al mismo tiempo, dura mucho tiempo como lubricante. Los geles naturales duran más que los lubricantes a base de agua, y se pueden usar con juguetes sexuales.

Por lo demás presentan las mismas ventajas e inconvenientes que los lubricantes de base en aceite.

CONCLUSIÓN

Elegir un lubricante para la practica de sexo anal seguro, es una opción muy personal que se debe basar en la propia experiencia y necesidades concretas de cada uno de vosotros. Asegúrate de elegir un producto de calidad, con un PH adecuado y que reúna las garantías sanitarias necesarias.

No olvides que una elección correcta puede convertir esta práctica en extremadamente placentera o en un momento para olvidar.

¡Esperamos que esta información te haya resultado útil!

Comentar noticia

Your email address will not be published.