Hallan micropl√°sticos en el 68% de los alimentos analizados

La Organización ha analizado 102 alimentos de origen marino y ha detectado presencia de microplásticos en 69
Publicado por o d√≠a 05/06/2018 na sección de Social,Sucesos

Hallan micropl√°sticos en el 68% de los alimentos analizados

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha realizado un análisis en 102 alimentos de origen marino: sal, moluscos (mejillones, almejas y chirlas) y crustáceos (langosta, gambas y langostinos) y ha detectado presencia de microplásticos en 69 de ellos, principalmente microfibras y microfilms.

El 66% de las muestras de sal analizadas en el estudio de OCU contenía microplásticos, proveniente del medio ambiente y no del envase o el método de obtención, ya que no existen diferencias significativas entre los resultados de la sal envasada en plástico, cristal o cartón, ni entre la procesada industrialmente y la procesada manualmente.

La llamada ‚Äúflor de sal‚ÄĚ, que cristaliza en la superficie de las salinas marinas, s√≠ ha resultado ser m√°s rica en micropl√°sticos, lo que podr√≠a deberse a una mayor contaminaci√≥n ambiental o a su estructura escamosa, capaz de retener m√°s part√≠culas.

Los moluscos, por su parte, deben someterse a un tratamiento de depuración cuando están destinados al consumo humano. Aun así, OCU ha encontrado microplásticos en un 71% de las muestras que, como en el resto de los casos, corresponden sobre todo a microfibras y, en menor medida, a microgránulos y microfilms.

Por √ļltimo, OCU ha hallado micropl√°sticos en un 66% de las muestras de¬†crust√°ceos¬†analizadas, sin detectar diferencias entre langostas, langostinos y gambas, tipos de envase o estado en el que se compraron (frescos o congelados). Sin embargo, s√≠ hab√≠a significativamente menos cantidad en los que se comercializaban pelados, pues al retirar la c√°scara y el tracto digestivo, que se extrae unido a la cabeza, se reduce la carga de micropl√°sticos. OCU tampoco ha detectado diferencias significativas seg√ļn el m√©todo de obtenci√≥n, ya sea pesca salvaje o acuicultura.

En opinión de OCU, de todos los ámbitos en los que los residuos plásticos representan una amenaza, los océanos son el más sensible, pues se ha convertido en una especie de vertedero difuso, carente de fronteras, que permite a la basura extenderse por todo el planeta.

La Organizaci√≥n advierte que la presencia de pl√°sticos en el mar no es s√≥lo un problema ambiental, sino que afecta ya a actividades econ√≥micas como el turismo o la pesca. Adem√°s, la contaminaci√≥n de los mares amenaza con convertirse en un problema de salud p√ļblica, especialmente por la presencia de micropl√°sticos y nanopl√°sticos en los alimentos. De hecho, a pesar de no conocer bien los posibles efectos en la salud humana, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), ya lo considera un riesgo emergente.

Recomendaciones de OCU para evitar el pl√°stico

Mientras los gobiernos restringen el uso del plástico y regulan de modo más estricto y sostenible aspectos relacionados con su composición y reciclado, OCU anima a los consumidores a tomar medidas para utilizar menos plástico y ofrece las siguientes recomendaciones: 

  • Comprar m√°s a menudo a granel. Y si se compran productos envasados, dar preferencia a otras alternativas que no sean de pl√°stico (huevos en cajas de cart√≥n‚Ķ)
  • Hacer la compra con bolsas reutilizables o llevar nuestro carrito de la compra.
  • Utilizar una cantimplora de aluminio en vez de comprar agua embotellada.
  • Desterrar los productos de usar y tirar (pajitas, vasos desechables, bastoncillos, mecheros‚Ķ)
  • Sustituir los productos de higiene que lleven microesferas o que est√©n envasados en pl√°stico por otros alternativos: gel de ducha por pastilla de jab√≥n, champ√ļ s√≥lido o dent√≠frico en pastilla‚Ķ
  • Leer la composici√≥n de la ropa y optar por fibras naturales (algod√≥n, lino…) antes que por las sint√©ticas (poli√©ster, elastano‚Ķ) que desprenden micropl√°sticos por erosi√≥n durante el uso y lavado.
  • Antes de comprar un objeto de pl√°stico, tratar de localizar otro de segunda mano y en buen estado, o buscar una alternativa que no sea de pl√°stico.