No hay excusas

Publicado por o día 22/09/2014 na sección de CC.OO,Sindicatos

No hay excusas

Nos encontramos a dos días del inicio de la campaña electoral, y después de ver el rumbo que están cogiendo las notas de la precampaña, desde CCOO no queremos dar lecciones a nadie, porque seguro que no podemos, pero nos gustaría resaltar que el enemigo a batir es la mayoría sindical de la que dispone esta casa y no los sindicatos de clase.

Tenemos que hablar con la seriedad de los datos y estos por primera vez nos dicen que los/as trabajadores/as eventuales “que tanto nos quejamos todos/as” tan solo decidirán un poco más que un miembro del comité en el colectivo del taller, de los 27 que se eligen por eso que las excusas no impidan que alcancemos el objetivo. ¿Dónde pararán los 26 restantes? Ya estamos todos de carácter indefinido por lo que es la hora de que en el taller seamos capaces, no de sacarles la mayoría, sino que esta sea tan apabullante que con el colectivo de oficinas no sean capaces de revalidar una mayoría de hace muchos años.

Seguro que hay miles de diferencias entre los sindicatos de clase, porque también hay  miles de formas de hacer sindicalismo, unas nos parecerán mejor y otras no tanto, pero el objetivo común tiene que ser acabar con esta mayoría. Tenemos ejemplos de mayorías en este país, como la del PP, que muestran el daño que hacen a la clase trabajadora, por lo que tenemos una nueva oportunidad el 3 de octubre para acabar con ella.

Haciendo historia, si pensamos en gobiernos y poderes que han perdurado en el tiempo más allá del sentido común, nos salen unos cuantos donde la amenaza, tiranía, el control de votos, prebendas, etc…. han sido sus estrategias para seguir atados al poder, que cada uno saque sus propias conclusiones.

Les vamos a ganar en el taller, pero tener claro que el colectivo ETAM (técnicos y administrativos) le dará cinco de los seis miembros a elegir, por lo que la goleada es grande antes de empezar el partido, pero unidos ante un objetivo común, debemos derrocar entre todos y todas esta peligrosa mayoría para tener un nuevo aire de libertad, el 4 de octubre ya será tarde.

PRENSA CC.OO PSA VIGO