Humanos, perros, aves y un alcalde

Añadir a la mezcla un par de kilos de populismo, cuarto y mitad de mentiras y ya obtenemos un conflicto. No hace falta agitar, ya lo hace solo.
Por o 18/05/2018 | Sección: Galicia,Opinión,Vigo
Humanos, perros, aves y un alcalde

Por Ana Prado

Añadir a la mezcla un par de kilos de populismo, cuarto y mitad de mentiras y ya obtenemos un conflicto. No hace falta agitar, ya lo hace solo.

Abel Caballero miente cuando dice que los espacios seleccionados como arenales caninos, Calzoa y Foz, “son unas playas a las que van pocas personas”: la playa es tan frecuentada como cualquier otra de su tamaño, principalmente por familias.

Miente cuando dice que en verano no hay aves en la playa: se trata de la desembocadura del río Lagares junto a la Xunqueira, importantísimo humedal de Vigo. Esta zona es muy frecuentada por aves marinas y limícolas durante todo el año, tanto de paso, como sedentarias, estivales e invernantes. Si este espacio no tiene valor ornitológico no sé qué lo tiene para el alcalde… ¿una pajarería?

Miente asegurando que personas y perros tendrán espacio suficiente para convivir: para empezar, debería revisarse la cartografía, porque no existe ninguna playa que se llame Foz y que mida 300 m de largo y, para continuar, con la pleamar apenas caben las personas, no digamos si sumamos perros sueltos.

Sí, perros sueltos, porque Caballero permite en su ordenanza que los canes anden libres, sin discriminar aquellos que no pueden ser controlados por sus propietarios, aquellos que salgan corriendo tras las aves, tras otros perros, que pisoteen las dunas, las toallas u orinen sobre ellas.

Tiene la clara intención de echar de la playa a los usuarios habituales. Piensa que con sus métodos dictatoriales puede imponer su ocurrencia. Le habrán resultado con el barco en la rotonda y con la cruz franquista, pero esto no es una simple cuestión de estética.

Aquí se enfrenta a ciudadanos a los que ha ninguneado siempre. Mantiene la playa en estado de abandono (ni arregla la ducha, ni la fuente, ni dota de un aseo público), hace caso omiso a las quejas por los paseantes de Samil que utilizan su zona rocosa como w.c. y a la mala gestión del servicio de limpieza que empuja las algas con una excavadora hacia la orilla originando una podredumbre insalubre, no se preocupa por el valor ecológico de su duna y miente cuando dice que sus aguas son de excelente calidad obviando los vertidos de la depuradora. Y ahora nos viene con esto?

Orgulloso debería sentirse de los cívicos propietarios de perros compartiendo las playas con el resto de bañistas, sin conflictos por parte de nadie. Los que crean enfrentamientos son aquellos que no controlan a sus mascotas ni les importa, algunos de los cuales se lanzan estos días a la playa propuesta como si no hubiera un mañana animados por las palabras de Caballero, dejando tras de sí su rastro de excrementos. Diga lo que diga el alcalde, ni está aprobada la propuesta ni está habilitada la playa para tal fin.

Sin embargo, no se ha sancionado todavía con ni una sola multa a pesar de las denuncias. Una tolerancia policial que ya me gustaría ver en asuntos menores. El tema de las cacas lo resuelven con una máquina que peina la playa y tira lo recogido al mar. Luego se le llena la boca hablando de medio ambiente y de las Cíes como patrimonio de la Humanidad. Lo que se llena es su ego y lo que se vacían son las arcas municipales con sus propagandas populistas.

Sale a la palestra y promete lo que no tiene, lanzando premoniciones en plan “Rappel” Caballero: que si habrá arenales caninos para el verano 2017, que si serán tres este año y cuatro para el próximo,… Pero, al igual que el vidente, ni tiene base ni acierta una.

Este alcalde lo único que cuantifica es el número de votos: si a tantos propietarios de perros le restamos tantos usuarios de la Calzoa, el dato le sale positivo. Lo que menos le importa es el bienestar ni de unos ni de otros.

Quiere imponer su voluntad por sus bemoles? Pues no sabe cuánto nos está hinchando los nuestros.

Fotos de la denuncia

 

Noticias de última hora en Vigo

Comentar noticia

Your email address will not be published.