Intervenidos 104 kilos de speed y desmantelado el laboratorio para su procesamiento

Han sido detenidas 24 personas -en una operación desarrollada en cinco fases- y se han practicado un total de 19 registros en diferentes localidades navarras y aragonesas en los que se han intervenido distintas sustancias estupefacientes, vehículos, dinero en efectivo y dinero falso, armas de fuego y eléctricas, algunas de ellas ilegales, y elementos para el procesamiento y adulteración de la droga, entre otros efectos.
Publicado por o día 05/07/2017 na sección de Sucesos

Intervenidos 104 kilos de speed y desmantelado el laboratorio para su procesamiento

Agentes de la Policía Nacional han intervenido 104 kilogramos de speed y han desmantelado un completo laboratorio para su procesamiento en una vivienda de Zaragoza. Los narcotraficantes introducían la droga desde los Países Bajos, donde contaban con importantes contactos relacionados con la fabricación de drogas de síntesis.

En el laboratorio desmantelado la procesaban y adulteraban para incrementar los beneficios antes de ser distribuida entre grupos de traficantes de Navarra y Zaragoza. Además de la red encargada de la importación y adulteración de la sustancia estupefaciente, se han desarticulado otros cuatro grupos satélites, dedicados al tráfico de drogas a menor escala, blanqueo de capitales, extorsión y falsificación de moneda. El operativo, desarrollado en cinco fases, se ha saldado con la detención de 24 personas en distintas localidades de Navarra y Zaragoza. Asimismo se han practicado un total de 19 registros en los que se han intervenido distintas sustancias estupefacientes, vehículos, dinero en efectivo y dinero falso, armas de fuego y eléctricas, y elementos para el procesamiento y adulteración de la droga, entre otros efectos.

Speed holandés a cambio de marihuana española

La operación se inició en agosto de 2016 cuando se tuvo conocimiento de que dos personas de la localidad navarra de Carcastillo distribuían sustancias estupefacientes en varios municipios de la Ribera de Navarra con un nivel de actividad superior al simple “menudeo”. Los agentes comprobaron que tomaban grandes medidas de seguridad para no ser detectados y que uno de ellos contaba además con un pequeño laboratorio de corte de drogas de síntesis en el interior de su vivienda. Finalmente ambos fueron arrestados cuando acababan de recibir un cargamento de tres kilogramos de speed que se disponían a adulterar para su distribución.

Posteriormente los investigadores asestaron un nuevo golpe a la infraestructura de narcotraficantes tras la detención de tres jóvenes que operaban en las localidades de Beire y Olite. Los arrestados, además de a la venta de drogas sintéticas, se dedicaban al cultivo de marihuana en cantidades importantes. Este estupefaciente servía para financiar la compra de speed en Holanda a través de un miembro del grupo afincado en Zaragoza. En lugar de pagar el alijo en efectivo por adelantado, los proveedores intercambian el speed por marihuana cultivada en España, marihuana que era exportada a Países Bajos en vehículos modificados.

Las investigaciones avanzaron en Navarra, donde se detuvo a otras tres personas que, además de adulterar y distribuir speed, extorsionaban a pequeños traficantes por deudas relacionadas con las actividades de narcotráfico. Los detenidos estaban dirigidos por un individuo ingresado en prisión por otros delitos contra la salud pública. En los cuatro registros realizados en los domicilios de los arrestados, los agentes se incautaron de armas blancas, dos defensas extensibles, una pistola de descargas eléctricas, un revolver, una pistola semiautomática, y cerca de 200 cartuchos de arma corta y arma larga.

Un sofisticado laboratorio en una vivienda de Zaragoza

Tras localizar y detener a tres traficantes en la localidad de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), los investigadores centraron sus pesquisas en la localidad navarra de Leiza y en Zaragoza capital. Los agentes se pusieron tras la pista de un hombre, con antecedentes por delitos contra la salud pública, que operaba entre Pamplona y Zaragoza, y quien estaría gestionando la adquisición de un alijo de droga de síntesis importado de Holanda. Este estaba asociado a otro vecino de la localidad navarra de Leiza, el cual disponía de la infraestructura necesaria para la financiación y el transporte de la droga hasta España, así como con terceras personas que aseguraban la viabilidad de la operación de narcotráfico hasta su depósito final en Zaragoza.

Finalmente, en esta última etapa de la investigación se detuvo a 11 miembros de esta organización en Cuarte de Huerva, Marlofa y Zaragoza (Zaragoza), y en Leiza (Navarra); así como al registro de siete domicilios y un taller mecánico empelado por tres de los detenidos como tapadera para la venta de speed. Asimismo se intervinieron 98 kilos de speed en Zaragoza y 14.500 euros en moneda falsa procedente del pago de diferentes partidas de droga.

Del total de droga intervenida, 82 kilos fueron hallados en una vivienda de la capital aragonesa donde fue desmantelado un completo laboratorio para la adulteración del estupefaciente. La instalación contaba con una sofisticación y capacidad de procesamiento extraordinariamente alta, ya que contaba con maquinaria industrial, productos químicos en grandes cantidades y material electrónico de laboratorio para el control de la evolución del proceso de adulteración. Tenían también numerosos elementos para la protección de personal de los narcotraficantes que manipulaban la droga como monos, guantes de nitrilo para protección química y mascarillas. Además de la droga, los agentes intervinieron diversa documentación, una envasadora industrial de vacío, bolsas de vacío para empaquetado, 25 botes de cafeína y diferentes elementos y componentes químicos necesarios para la síntesis y procesamiento del speed.

Otros 15 kilos de speed en un vehículo

La detención de dos de los principales investigados desencadenó la incautación de otros 15 kilos de este estupefaciente, que fueron localizados en un vehículo que contaba con dobles fondos en las puertas laterales para ocultar la droga durante su traslado y que iba a ser entregado a otro de los investigados. Este método para transportar la droga ya había sido empleado con anterioridad por los miembros del grupo desarticulado. En el marco de la misma operación, agentes de la Policía de Aduanas Francesa detuvieron en un control rutinario en la frontera franco-belga, a uno de los miembros del grupo encargado del transporte de droga, siéndole intervenidos 3 kilogramos de cristal y dos de speed en el doble fondo de otro vehículo de la organización, cuando se encontraba de regreso desde Holanda.

Los dos principales responsables del alijo de speed intervenido blanqueaban el dinero procedente del narcotráfico en obras de arte ubicadas en el extranjero. De hecho, fueron halladas varias reproducciones y certificados de autenticidad de cuadros de importantes pintores en los registros domiciliaros practicados.