Como invertir en oro paso a paso

Publicado por o día 30/01/2017 na sección de Economía,Internet

Como invertir en oro paso a paso

Con cada vez mayor incertidumbre en el mercado financiero, nuevas formas de pago digitales que se escapan del control de los bancos y nuevos movimientos populistas que han llegado hasta hacerse con el poder en los EE.UU, no es de extrañar que la inversión en oro sea una de las principales fuentes donde invertir los ahorros de forma segura tanto a día de hoy como según los expertos, en el futuro.

Al contrario que las monedas de los diferentes países del mundo cuya estabilidad está ligada al buen comportamiento financiero de una nación, el oro al tratarse de una materia prima, su precio puede llegar a bajar o a subir, pero siempre de un modo mucho más estable y sin riesgo de desmoronarse al contrario que sucede con monedas, como bien sabrás después del caos mundial que generó la quiebra de Lehman Brothers.

Las inversiones en oro son una de las formas más fiables de mantener tus ahorros generando beneficios pasivos sin poner en riesgo tu capital por una mala gestión  de un banco en un país o la quiebra de una empresa que te hace perder dinero invertido en acciones.

Invertir en oro no es cosa únicamente de grandes brokers o expertos corredores de bolsa, a día de hoy cada vez son más los particulares que buscan beneficios a largo plazo gracias a sus lingotes de oro y así puedes empezar tu paso a paso.

Cómo invertir en oro

Comprar lingotes

Una de las maneras más sencillas y más cómoda sin tener que andar a depender a diario para jugar con su precio cómo realizan en el mercado forex, es invertir en lingotes. Es decir, según el precio del metal precioso el día de su compra, podremos cambiar nuestros billetes por la materia prima en forma de lingote.

Los pesos más habituales de los lingotes son de un kilo o medio kilo, también conocido por 400 onzas.

Comprar oro virtual

Si bien es más seguro comprar lingotes, deberás encontrar el establecimiento perfecto y los intereses que te llevarán ya no solo por la transacción, sino que también si tuvieras que guardarlo en sus cajas.

Con la llegada de internet, también lo hizo la inversión en oro virtual. Es decir, que puedes comprar oro que nunca llegarás a tener en tus manos a un precio estipulado en el mercado, con la única intención de venderlo cuando su precio sea mayor.

Uno de los mercados más conocidos es FOREX; el mercado en el que se especula si el precio de las monedas de los diferentes países, subirán o bajarán de precio. Aunque se trata de un método más arriesgado, la realidad es que te puede propinar muchos más beneficios y de un día para otro.

Dos de las formas más habituales, una de compra real de oro y otra virtual, las dos igual de demandadas en una era dónde depositar los ahorros de forma segura es casi prácticamente imposible de no ser por el metal precioso.