Irene Montero traslada al Senado los ejes principales de trabajo del Ministerio de Igualdad para esta legislatura

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha desglosado en el Senado los tres ejes principales que orientarán las líneas políticas del Ministerio: políticas de supervivencia; políticas de redistribución e igualdad; y las políticas de cuidado de la diversidad.
Publicado por o día 25/06/2020 na sección de España

Irene Montero traslada al Senado los ejes principales de trabajo del Ministerio de Igualdad para esta legislatura

Irene Montero ha comparecido en la comisión de igualdad del Senado dónde ha esbozado las líneas principales de trabajo del Ministerio de Igualdad. Montero ha señalado como una de las prioridades políticas del Gobierno “restituir el lugar desde el que hacer políticas feministas”, poniendo en valor la decisión de haber vuelto a establecer el Ministerio de Igualdad y ha desglosado los tres ejes principales que orientarán las líneas políticas del Ministerio: políticas de supervivencia, para la garantía de unas vidas libres de violencias machistas; políticas de redistribución e igualdad, centradas en el necesario replanteamiento de las relaciones económicas y sociales; y las políticas de cuidado de la diversidad, para combatir cualquier forma de discriminación.

Irene Montero ha recordado como la violencia contra las mujeres “constituye una de las violaciones de derechos humanos más graves y habituales de cuantas se cometen en nuestra sociedad”. Avanzar en el abordaje de estas violencias supone cumplir con los convenios de Estambul y de Varsovia, “una cuestión urgente para el Ministerio de Igualdad, con medidas como la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual o el proyecto de Ley Integral contra la trata”. Pare ello se pondrá en marcha la elaboración de un Plan de Sensibilización y Prevención de las violencias machistas, con dos ejes centrales: implicar al ámbito educativo en todas las etapas y abordar las violencias machistas en redes sociales. En ese sentido Montero ha insistido en poner en marcha un proceso de institucionalización del Pacto de Estado Contra la Violencia de Género, lo cual supone lograr que, más allá de su vigencia temporal, “los ejes que lo vertebran se conviertan en una política pública estable”.

La ministra ha expuesto también las líneas de trabajo para la desescalada, en torno a la intensificación de la detección temprana de la violencia machista y potenciación del acceso a la justicia, para adaptarla a las necesidades de las víctimas. Otro de los ejes prioritarios serán las políticas de redistribución e igualdad, con un gran Pacto por los Cuidados que permita el análisis y el avance necesario hacia el desarrollo de un Sistema Estatal de Cuidados. Junto con el Ministerio de Trabajo, además, “llevaremos adelante la ley de tiempo corresponsable recogida en el acuerdo de gobierno”.

A continuación, Montero ha explicado las líneas generales de la Dirección General de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI y de la Dirección General para la Igualdad de Trato y Diversidad Étnico Racial. En ese sentido, ha recordado que el Pacto de Gobierno recoge un paquete de medidas que incluyen una Ley de Igualdad LGTBI y una Ley Trans. “Nuestro compromiso con la elaboración de estas normas así como con los derechos que las mismas garantizan es firme”. Ha recordado también como el compromiso del Ministerio, “no sólo con las personas africanas y afrodescendientes, sino también con todas aquellas potenciales víctimas de sufrir discriminación racial”, se ve materializado en las líneas de trabajo de la Dirección General de Igualdad de Trato y Diversidad Étnico Racial, que tiene como objetivo “la tramitación a lo largo de este año de la Proposición de Ley para la Igualdad de Trato y No Discriminación”.

Irene Montero ha recordado también como España se ha convertido en un referente internacional en el marco del desarrollo de normas y políticas públicas de igualdad de género. “Los retos a los que nos enfrentamos son sin duda civilizatorios, y la agenda feminista, las mujeres, las personas racializadas y LGTBI no pueden volver a ser las grandes olvidadas”. España, ha finalizado, “es mejor país cuando más igualitario, diverso y libre es, y estoy convencida de que en ese camino nos encontraremos.”

Comentar noticia

Your email address will not be published.