La alternativa al avión, el ferry

El ferry es un transporte que no es común a la hora de viajar de vacaciones, pero puede ser una alternativa muy interesante al avión. Para aquellos que les da miedo las alturas o que les gusta admirar los paisajes y relajarse, el ferry, es el medio de transporte que deben usar.
Por o 14/11/2017 | Sección: Turismo

A muchas personas les da miedo volar pero cuando llegan las vacaciones, a veces, no les queda otro remedio que hacerlo si quieren ir a su destino vacacional. O ¿tal vez no haga falta?

El avión es un medio rápido para llegar a muchos lugares, pero en los últimos años, muchos viajeros han descubierto que, viajar en ferry, también es garantía de seguridad, diversión y tranquilidad mientras llegan al lugar escogido para tomar unos días de descanso. Aquellos a los que no les guste el avión, tal vez, puedan escoger este medio de transporte para viajar.

Ir en ferry con niños

Montar en ferry con niños puede convertirse en toda una aventura. A los pequeños de la casa les encanta aprender cosas nuevas y para ellos será una gran ilusión poder montar en un ferry, un medio de transporte que no todo el mundo ha utilizado y del que luego pueden presumir con sus amiguitos. Algunos padres puede que tengan dudas sobre si viajar en ferry es bueno si vas con niños, la respuesta es que no hay problema. Los niños pueden aprender muchas cosas mientras están en el ferry. Vivir una nueva experiencia con un paisaje excepcional ante ellos. Además, en algunos ferrys tienen zonas de ocio exclusivas para que los pequeños no se aburran durante el trayecto. Juegos, talleres, programación para ellos y con monitores para que los padres no tengan de qué preocuparse.

Si se va a pasar la noche en el ferry, se puede solicitar a la tripulación una cuna para que el bebé pueda dormir bien y seguro por la noche. En caso de que el ferry tenga un restaurante se puede preguntar por el menú para niños y por las sillas especiales para que puedan estar bien sentados mientras comen.

¿Qué pasa si el niños se marea? Al igual que los adultos, un niño se puede marear al ir en un barco. Los expertos aconsejan que antes de subir al ferry no se haga una comida muy copiosa, mejor evitar alimentos con demasiada grasa, y una vez subidos en el ferry hay que mantener a los niños bien hidratados, darles pequeñas cantidades de comida con más frecuencia y se les puede llevar a pasear por la cubierta, mejor si es por el centro del ferry, donde el movimiento es menor. Al igual que en un coche, mirar hacia el frente a un punto fijo, ayudará a que el menor tenga menos sensación de mareo. Las recomendaciones para evitar el mareo pueden servir igual en caso de que, el que se sienta mal, sea un adulto.

Cómo reservar un billete de ferry

Si te has convencido de usar un ferry en tu próximo viaje tienes que saber que, conseguir un billete, es muy sencillo. En esta era tecnológica, conseguir una reserva para las vacaciones está solo a un click de ratón.

Solo tienes que entrar en www.ok-ferry.es y dispondrás de toda la información que necesites para poder reservar tu lugar en un ferry. Ok-ferry es un comparador donde tendrás toda la información sobre las compañías de ferry y cuáles son las condiciones para viajar en ellas. También podrás reservar tu viaje. Su funcionamiento es sencillo y en pocos minutos tendrás tu billete reservado. Existen muchos destinos por el Mediterráneo que están esperando que los descubras.

Noticias de última hora en Vigo

Comentar noticia

Your email address will not be published.