La alternativa natural es la mejor para combatir la disfunción eréctil

La disfunción eréctil o impotencia sexual es una patología que afecta a más miembros del sexo masculino de los que nos pensamos. Actualmente es tratable y tiene solución. Cualquier alteración que afecte al flujo de nuestra sangre puede ser causa de que exista la disfunción eréctil.
Publicado por o día 12/05/2017 na sección de Salud

La alternativa natural es la mejor para combatir la disfunción eréctil

Cada vez con mayor frecuencia este fenómeno ha ido dejando de ser un tabú para pasar a ser una enfermedad aceptada como algo común, que en muchas ocasiones provoca el estrés al que gran parte de la población se encuentra expuesta. Esto hace que exista más información sobre el tema.

Los que sufren el problema se preguntan cómo mantener una erección y con frecuencia pueden llegar a desesperarse, pero las soluciones están en muchas ocasiones más cerca de lo que puede parecer. Nuestros hábitos suelen decir bastante de la salud de la que gozamos.

En el caso de la longevidad, sólo una cuarta parte depende de la información genética que contiene cada persona, los hábitos y el contexto depende de cómo y dónde vivamos.

La solución a algunas de nuestras enfermedades suele estar en la prevención y una vez que sufrimos la enfermedad, podemos mejorar poniendo en marcha unos hábitos saludables.

En el caso de la disfunción eréctil la naturaleza puede ayudarnos a combatirla sin necesidad de optar por los tratamientos farmacológicos que pueden ser perjudiciales para nuestra salud.

Esta es la razón, por la que hay que apostar por la naturaleza y sus alternativas a la hora de combatir este tipo de disfunción. Vamos a conocer algunos remedios de carácter natural para su tratamiento:

La importancia de la dieta mediterránea: Ingerir frutas, verduras, pasta, aceite de oliva, pimientos, vino, legumbres, etc. Es magnífico para los problemas cardiovasculares, incluso en un 80% de los casos de disfunción eréctil suelen estar relacionados con estos problemas. Lo mejor es fortalecer nuestro corazón, lo que tiene como consecuencia positiva que con casi toda probabilidad fortalezcas tu sistema reproductivo.

Ginseng Rojo: Una dosis que se encuentre entre los 600 y 900 mg tres veces al día, supone un gran aliciente según múltiples estudios que han ido comprobando la eficacia de este tipo de especie, pues puede incluso usarse como sustituto de la tan famosa viagra.

Acupuntura: Un estudio realizado y publicado en el año 2003 mostraba como el 21 % de los participantes aumentaba de forma evidente sus erecciones. En un estudio anterior del año 1997, un 37% de los individuos que se sometieron al tratamiento mejoró sus erecciones.

Arginina: En el caso del flujo correcto de la sangre, es bastante importante a la hora del acto sexual, siendo un aminoácido fundamental para que este flujo se produzca sin problemas. Lo podemos encontrar en alimentos como la soja, arroz integral, nueces, lácteos o el pollo. Igualmente lo podemos encontrar en los herbolarios, donde es muy común su venta.

Meditación: El estrés no es un consejero demasiado bueno para el deseo de tipo sexual o para la concentración. Meditar es bastante bueno para dar un respiro a tu mente y a la vez a tu cuerpo, debes recordar que todo está relacionado.

En el Libro Venciendo la Impotencia es posible encontrar también remedios pues trata de cómo una pareja consigue superar sus obstáculos y salir adelante. La disfunción eréctil tiene cura, pero también, como es lógico tenemos que poner de nuestra parte.

Hay que ser conscientes de que un cambio en nuestros hábitos es necesario y en gran medida puede ser el causante. Además de eso se debe apostar por una alternativa natural, ya que los medicamentos suelen traer efectos secundarios peligrosos, con lo que puede ser peor el remedio que la enfermedad.

Seguir unas costumbres saludables en el día a día es el mejor consejo que puede darse, lo mismo que intentar dejar el estrés a un lado, pues no suele ser buen compañero para nada y menos cuando se quiere superar una disfunción sexual como es el que caso.