La Asamblea de Movimientos Sociales de Vigo condena la represión policial inducida por Caballero

Publicado por o día 11/01/2015 na sección de Asamblea Movimientos Sociales,Social

La Asamblea de Movimientos Sociales de Vigo condena la represión policial inducida por Caballero

– Exigen a alcaldía que deponga esta actitud por una cuestión de responsabilidad social

El colectivo, sobre los últimos acontecimientos sucedidos en torno a la polémica de la rotonda de Coia, declara rechazar totalmente las últimas actuaciones policiales y pide que no se politicen ni la libertad ni los derechos fundamentales; definiendo la reciente dirección de los hechos como un gravísimo atentado a la libertad de pensamiento, que está en contra de los intereses de toda la ciudad.

“Consideramos que es una incoherencia que alguien que alude constantemente a sus principios socialistas escoja esta táctica de represión contra la vecindad por discrepar con sus decisiones. Utilizar los cuerpos de seguridad para asegurar el éxito de su cruzada personal es un ejemplo más de los valores de quien nos gobierna (y en ningún caso representa). Nos interesa saber a cuánto ascienden los pagos que habrá que hacer en horas extras a estos policías que custodian día y noche la rotonda, y que en petit comité confiesan que se les anima a terminar con el conflicto “de raíz y sin contemplaciones”. Por si no fuera poco, ahora también se incluyen unos gastos judiciales que dejan claro una vez más que el despilfarro contra el que se protesta le resulta indiferente puesto que continuará con sus políticas pasando por encima de cualquier voz disidente a cualquier precio.

En la rueda de prensa de la asamblea abierta de Coia, ayer sábado, un periodista realizaba esta pregunta *¿se ha puesto en contacto con vosotros alguien del ayuntamiento para dialogar sobre el conflicto?* Que sería lo más lógico, para que comprobasen in situ quiénes son los promotores de la protesta en vez de lanzar balas al aire sobre los presuntos intereses de los grupos de la oposición. Los vecinos contestaban: “su único acercamiento ha sido el ponernos las esposas y llevarnos a calabozo”. Es muy llamativo que se encuentre tiempo en la agenda para inaugurar cualquier obra de la que sacar un rédito electoral, o para acudir a los medios a charlar sobre bancos de madera y baches en la calle, y sin embargo este conflicto tan enquistado y serio se ataje sin ninguna intención de diálogo o contraste por su parte.

Directamente insta al cuerpo a terminar con la polémica sin aceptar siquiera la reunión lógica con los implicados.

Recordamos también que muchos activistas han sido empujados, pateados y lesionados y no han querido dramatizar ni denunciar el asunto para no hacer del conflicto una guerra cruzada con la policía. No nos olvidamos tampoco de que un compañero estuvo en coma inducido en el hospital tras un grave episodio que sufrió en este escenario. Se ha omitido el destacar todas estas situaciones para no caer en victimismos ni perder de vista el objetivo concreto y no desviar la atención a disturbios de este tipo: sin embargo esto no ha sido correspondido por la otra parte, que intenta eludir las voces de una ciudad que le exige que cambie de dirección y lo centra de manera populista en que hay un grupo de presuntos vándalos agitando el conflicto, para distraer la problemática real que no es este barco en concreto sino una política que agrede priorizando la especulación a las necesidades de la gente.

Sobre la presunta violencia le recordamos que la propia subdelegación se negó a intervenir por medio de la policía nacional afirmando que no consideraba que hubiese razones para esta intervención por no haber peligro alguno. Por lo tanto se está utilizando a la policía local, que no está ni preparada ni pensada para abordar este tipo de situaciones, a interés de la alcaldía y a cuenta de todos los ciudadanos que pagamos esas horas de guardia que no hemos pedido.

“Que un alcalde socialista respalde denuncias que promueven cinco años de cárcel dice mucho sobre el respeto del mismo al derecho de protesta y sobre la incongruencia de su supuesta ideología y encarna la cara más feroz del despotismo municipal, que utiliza la represión como instrumento silenciador y los intereses de los ciudadanos como arma electoral a su antojo”.

NOTA PRENSA ASAMBLEA MOVIMIENTOS SOCIALES VIGO