La Asamblea de Movimientos Sociales de Vigo critica la opacidad de la obra del Estadio de Balaídos

Publicado por o día 26/02/2015 na sección de Asamblea Movimientos Sociales,Vigo

La Asamblea de Movimientos Sociales de Vigo critica la opacidad de la obra del Estadio de Balaídos

El colectivo, formado por movimientos sociales de la ciudad de Vigo y apoyado por partidos políticos (BNG, EQUO E IU) y sindicatos (CGT, CUT, CIG, SF) asegura que no está en contra de una reforma de mantenimiento por seguridad, sino concretamente se opone al tramo dedicado a ornamentos.

El colectivo, formado por movimientos sociales de la ciudad de Vigo y apoyado por partidos políticos y sindicatos asegura que no está en contra de una reforma de mantenimiento por seguridad, sino concretamente se opone al tramo dedicado a ornamentos.

Queremos aclarar que no nos oponemos a cualquier tipo de obra en la ciudad, como se está queriendo hacer ver desde alcaldía. Repetimos nuestra postura de distinguir entre inversión y gasto. En cuanto a Balaídos, podemos admitir la parte de la obra destinada a mantenimiento y apuntalamiento de la estructura, así como a la cobertura de la lluvia. Legalmente corresponde al ayuntamiento financiar este tramo, y por lo tanto no hay oposición hacia esto, aunque creemos que habría que integrar como prioritaria la inclusión mediante el fácil acceso de personas con problemas de movilidad y solucionar también las necesidades de las pistas de atletismo.

Pero estas reformas concretas, no cuestan diez millones de euros. Exigimos sobre todo que el gobierno municipal exponga públicamente el proyecto, y explique qué parte del dinero financiará cada uno de los cambios, proporcione y justifique cifras y plazos y que no suceda de nuevo, que la obra se lleve a cabo de manera unilateral y opaca sin informar a los ciudadanos minuciosamente.

La inversión destinada a la seguridad no completa el total del desembolso millonario que llevará a cabo el concello, dentro del cual hay una parte importante que se destinará a mero ornamento: un revestimiento exterior de tiras de aluminio de tres metros en forma de algas, ampliar la proyección, acercar las gradas preferentes… y una carísima iluminación que cambiará de color cuando se marcan goles. Todo esto es superfluo, no es necesario para mantener la seguridad del estadio y por lo tanto lo consideramos un lujo que ahora mismo la ciudad, sumida en la crisis, no se puede permitir. ¿No hay dinero para dotar de un mínimo de personal legal a la concejalía encargada de asegurar la supervivencia de los vecinos pero sí lo hay para el Celta?

Ponemos un ejemplo muy sencillo. Todo el mundo entendería que una familia con problemas económicos reforme la cocina o el baño si no cumple con condiciones mínimas de higiene o seguridad: pero no que gaste diariamente en caviar. Y esto es lo que está haciendo el alcalde: asegurarse esas condiciones lícitas de mantenimiento, y de paso meter en ese presupuesto millones y millones de gasto en lujo mientras la realidad de nuestras casas y nuestros ciudadanos es muy diferente a esta imagen omnipotente.

Queremos una ciudad que merezca la pena visitar, desde luego, pero también una donde se pueda vivir y trabajar. Y la realidad es que todo este derroche faraónico no se corresponde con las políticas que reclama una ciudadanía hambrienta, de la que casualmente no puede sacarse rédito electoral y por lo tanto está a la cola de las prioridades.

PRENSA ASAMBLEA MOVIMIENTOS SOCIALES VIGO