La Asamblea de Movimientos Sociales de Vigo muestra su rechazo a las escaleras mecánicas

Publicado por o día 03/01/2015 na sección de Asamblea Movimientos Sociales,Social

La Asamblea de Movimientos Sociales de Vigo muestra su rechazo a las escaleras mecánicas

El colectivo considera la obra “otro despilfarro del ayuntamiento”. Las escaleras mecánicas de II República han empezado a funcionar hoy, bajo la oposición de vecinos y activistas, que se han acercado a mostrar su disconformidad con esta instalación.

El grupo aclara: “No estamos en contra de que se haga uso del presupuesto correspondiente para hacer obras en Vigo. Lo que confrontamos son los conceptos de inversión y gasto: lo sensato es realizar obras con contrapartida real a su coste total, que realmente mejoren la vida de los vigueses. Una obra millonaria como ésta lo único que ahorra es menos de ciento cincuenta pasos a los viandantes. Su emplazamiento anexa un enorme gasto de mantenimiento, y no se corresponde lo altísimo del dispendio con su utilidad real, además de ser una aberración estética que no respeta el casco histórico de la ciudad y la procedencia de las escaleras de piedra de una calle tan emblemática: pero muy sobre todo esta obra olvida la política de inclusión.

La automatización presente es, otro ejemplo más de despilfarro unilateral encaminado sólo a la comodidad de los turistas, prueba de ello es que no sirve para facilitar el tránsito a personas de movilidad reducida, o carritos de bebé, puesto que la escalera no está adaptada: la inauguración precipitada, con el segundo tramo sin terminar, ni la cubierta, responde a intereses muy precisos: si el gobierno municipal se dedica a embellecer y modernizar por fuera estructuras para fomentar el turismo pero al tiempo descuida la seria problemática interna y las obras de Vigo no atienden las necesidades de ciudadanos y visitantes en su conjunto, y no sólo de estos últimos, la ciudad se muere.

Queremos que Vigo avance, pero hay que comprender que en un momento tan difícil de los barrios, donde las colas en los comedores sociales son aterradoras y las ayudas a familias en exclusión insuficientes, resulta frívolo ejecutar constantemente estas obras faraónicas: es un comportamiento irresponsable para con el dinero de los vigueses.

El ayuntamiento es la puerta más cercana a los ciudadanos, y en el caso de Vigo es obvio que no escucha sus demandas; se le viene gritando alto y claro las necesidades urgentes y mientras se desoyen éstas, se aprueban con sorprendente facilidad despliegues similares a ese. Es como si viviesen en otra ciudad, sin pobreza, sin hambre, sin toxicómanos en la calle. Su ciudad hermosa es nuestra ciudad hambrienta.”

PRENSA AMSV VIGO