La Comisaría Provincial de A Coruña al límite operativo

Publicado por o día 15/02/2017 na sección de A Coruña,Galicia,Sindicatos,SUP Galicia

La Comisaría Provincial de A Coruña al límite  operativo

Caos en la primera semana de centralización de la sala única del 091.

Comparativa balance de criminalidad en parámetros negativos.

Permuta de horarios de atención al público en oficina de denuncias y atención al ciudadano.

Borrador de convocatoria de vacantes a través del que se cubrirá la irrisoria cifra de 7 plazas.

El pasado lunes, día 6 de febrero, comenzó a funcionar la sala única del 091, recibiendo llamadas desde las cuatro comisarías de la provincia: A Coruña, Santiago de Compostela, Ferrol y Ribeira.

Hasta el día 5 del mismo mes, este servicio, era desempeñado por 39 funcionarios policiales destinados en su comisaría correspondiente. Desde el día 6, es realizado única y exclusivamente por 16 funcionarios, que son los que con anterioridad se ocupaban de la ciudad de A Coruña. Como se puede apreciar, los números “cantan”: Déficit de 23 funcionarios. Y, ¿Cómo han solucionado este déficit desde la Jefatura Superior de Policía de Galicia? Instando a la División de Personal a realizar una convocatoria de esperpento absoluto: 8 plazas destinadas a funcionarios de la propia provincia, de las cuales, previsiblemente solo serán cubiertas 4.

En la primera semana de servicio operativo de la Sala de 091, el trabajo se ha visto triplicado, tanto en labores administrativas como en recepción de llamadas, quedando multitud de ellas sin ser atendidas, debido a la carencia de personal suficiente para prestar el servicio en condiciones óptimas y dar al ciudadano la atención que se merece.

¿Y si una de esas llamadas no atendida, procede de una víctima de violencia de género solicitando ayuda a la Policía porque su pareja la está maltratando?. Si tras esa falta de atención, la solicitante de ayuda fallece, ¿Contra quién se van a depurar responsabilidades?, ¿Contra los responsables policiales? La respuesta es clara: Contra el operador de Sala de turno, que por falta de previsión y dejación por parte de la Administración y de sus responsables policiales no es capaz de absorber todo el trabajo que tiene encomendado, provocando con ello momentos de gran estrés y una gran fatiga tanto mental como física, por no poder dar salida a los requerimientos ciudadanos.

A mayor abundamiento, a los funcionarios de la Sala de 091 no les han sido facilitadas las demarcaciones territoriales de las nuevas comisarías a cubrir, provocando con ello confusión y falta de empatía entre los operadores de Sala y los radiopatrullas actuantes.

Otro de los aspectos que preocupa a esta Organización Sindical es el balance de criminalidad correspondiente al año 2016 y su comparativa con el año 2015, publicado en el día de ayer, en el cual la ciudad de A Coruña, presenta aumento en todos los delitos reseñados, a excepción de robos con violencia y tráfico de drogas. Significar que la disminución del tráfico de drogas no se debe a que haya disminuido en la ciudad, sino por la falta de personal y medios materiales para la persecución de esta tipología de delitos.

Nos volvemos a preguntar si la falta de personal y la nefasta gestión de los mandos policiales tendrán algo que ver en estos últimos resultados publicados. En cualquier empresa privada, se hubiesen tomado medidas.

En cuanto a la permuta de horarios de las Oficinas de Denuncias y Atención al Ciudadano entre los Jardines de Méndez Núñez y Lonzas, hace pensar que los responsables policiales van acorde con los temporales que azotan la ciudad o según el viento sea del sureste o del nordés, creando con ello, inquietud en los funcionarios policiales allí destinados y desconcierto entre los ciudadanos, desconociendo a qué oficina se tienen que trasladar para interponer denuncia o realizar cualquier trámite administrativo o judicial.

También en recientes fechas, hemos conocido que durante el año 2017 sólo se cubrirán 7 de las 152 vacantes que presenta la comisaría de A Coruña. Esta convocatoria, ni siquiera cubre las 10 bajas de personal que se encuentra en activo y que pasará a la situación de jubilación durante el ejercicio de 2017.

Por todo ello, solicitamos que se cubran de manera urgente las vacantes existentes, en cualquiera de las opciones recogidas dentro de la normativa de la Policía Nacional, y así poder revertir la situación descrita y dar UN SERVICIO PÚBLICO EN LAS CONDICIONES ÓPTIMAS QUE TODOS LOS CIUDADANOS DE A CORUÑA, se merecen.