La Gastritis, qué es y cómo puede tratarse

Publicado por o día 19/08/2017 na sección de Salud

La Gastritis, qué es y cómo puede tratarse

Cuando se inflama la mucosa del estómago que está formada por un conjunto de células que lo protegen de los ácidos que allí se producen, éste queda afectado por la denominada gastritis que ocasiona diversas molestias y generan malestar. Para poder tratarla, siguiendo por supuesto las recomendaciones del médico, se puede consultar el material basta de gastritis pdf y poder eliminar de raíz esta enfermedad.

En este sentido, es posible experimentar algunos síntomas que varían de una persona  a otra pero, los más comunes son:

  • Los dolores en la parte superior del abdomen.
  • Náuseas.
  • Diarrea y vómitos.

Estos síntomas pueden variar según el tipo de gastritis que se manifieste ya sea en su etapa aguda o crónica.

Cabe destacar que, la gastritis aguda afecta las paredes del estómago que suele estar ocasionada por las situaciones de estrés, bien sea por la rutina o a consecuencia de una enfermedad. También puede presentarse por la ingesta de medicamentos antiinflamatorios, bebidas alcohólicas, el café, el cigarrillo u originarse por el desarrollo de la bacteria Helicobacter pilory.

Ahora bien, para determinar su aparición es necesario un examen médico que consiste en una endoscopia. Este estudio permite introducir una pequeña cámara dentro de un tubo muy delgado a través de la boca para llevarla hacia el estómago, donde se observa el estado de la mucosa gástrica para determinar el curso de la enfermedad.

Por consiguiente, es preciso el tratamiento inmediato que contempla el uso de antiácidos, protector estomacal, antiespasmódico, bloqueador de histamina 2 e inhibidor de la bomba de protones.

Es preciso agregar que, el tratamiento se determinará según la condición del paciente y factores como la edad, historial médico, tolerancia a ciertos medicamentos, preferencias, entre otras cosas para enfocar eficazmente su cura.

Además, lo primordial es aliviar el malestar con la disminución de la acidez estomacal que permite restaurar el revestimiento del estómago el cual se inflama por causa del exceso de ácidos en el área.

Entonces, cuando la gastritis es leve lo indicado es el uso de antiácidos que contribuyen a eliminar considerablemente la acidez estomacal para evitar que se produzca un daño mayor en las mucosas por lo cual se baja la inflamación.

También, es posible que se receten antibióticos cuando la enfermedad se origina por una infección o bacteria alojada en el estómago. Por lo tanto se complementará con otros medicamentos que traten el problema de raíz para tratar estos gérmenes de manera oportuna e impedir complicaciones que pueden derivar úlceras e incluso, cáncer gástrico.

Al mismo tiempo, es obligatorio consumir una alimentación balanceada que acompañe el tratamiento con fármacos ya que si no se lleva una alimentación correcta el organismo tiende al desequilibrio, que afecta negativamente el estado de salud y da origen a complicaciones.

Por consiguiente, las personas con gastritis aguda o crónica deben procurar hacer entre 4 ó 5 comidas al día, tomando pequeñas porciones de preparaciones livianas y carentes de ácidos, picantes y frituras para que el proceso de digestión se cumpla de manera favorable y el estómago haga un trabajo menor.

Un ejemplo de ello es, seguir una dieta blanda que incluya alimentos de fácil digestión para cualquier caso de gastritis ya que, el objetivo es mantener el alivio estomacal sin dejar de percibir los nutrientes necesarios para tener un organismo saludable.

En este sentido, hay que incluir alimentos variados de gran valor nutricional que se puedan administrar tanto en adultos como en los niños. Las frutas como el plátano, manzanas y peras enteras o cocidas para tomar en compota.

De igual forma, el consumo de carnes blancas como pavo y pollo preparado sin mucha condimentación al horno, plancha o vapor; también se recomienda el consumo pan como complemento de cualquier platillo que además favorece el proceso digestivo.