La humanidad agota todos los recursos del planeta disponibles para 2020

Este año la fecha en la que el Planeta agota todo su presupuesto ecológico, se ha retrasado respecto a los últimos años, por el parón mundial que ha supuesto la pandemia de la Covid-19.
Publicado por o día 21/08/2020 na sección de Medio Ambiente,Social,WWF

La humanidad agota todos los recursos del planeta disponibles para 2020

En algo menos de 8 meses hemos agotado todos los recursos naturales que son capaces de regenerar los ecosistemas en un año, según la organización Global Footprint Network. Este año la fecha ha mejorado respecto a la de los últimos años, debido a que las diferentes medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia de la COVID-19 han ralentizado o paralizado un gran número de actividades, lo que ha afectado a elementos claves que se usan para medir nuestra huella, como es el caso de la tasa de deforestación o las emisiones de CO2 derivadas del uso de combustibles fósiles. Esta aparente mejoría se debe, por lo tanto, a las extraordinarias circunstancias que estamos viviendo y no a un cambio sistémico y planificado del actual modelo de producción y consumo. Es fundamental seguir resaltando que estamos sometiendo al planeta a una presión insostenible, y que cada año entra antes en “números rojos”.
El Día de la Sobrecapacidad de la Tierra varía cada año y se calcula comparando la demanda anual de recursos naturales con la capacidad que realmente tiene la Tierra para regenerarlos. Este día no ha parado de adelantarse desde el año 1970, cuando se consumían todos los recursos naturales el 29 de diciembre. Desde entonces esa fecha se ha adelantado 5 meses, llegando a su máximo en 2019, cuando se fijó en el 31 de julio.

A nivel mundial, vivimos como si tuviéramos 1,6 planetas a nuestra disposición, pero Qatar lidera este ránking. Según el Global Footprint Network, al ritmo de consumo de un ciudadano qatarí medio se necesitaría casi 9 planetas (8,83) para satisfacer la demanda de recursos. Por su parte, España gastó ya todos los recursos naturales que le corresponden el pasado 27 de mayo, 1 día antes que en 2019 y necesita el equivalente a 2,5 planetas.

El precio de este déficit ecológico es devastador para la naturaleza: incremento en la deforestación global, pérdida de biodiversidad, agotamiento de las pesquerías, escasez de agua, erosión del suelo, contaminación del aire y recrudecimiento del impacto del cambio climático. Informes como el Índice de Planeta Vivo, elaborado por WWF, o el informe del IPBES de Naciones Unidas vienen alertando sobre la dramática pérdida de biodiversidad que estamos sufriendo. Esta pérdida de biodiversidad y la consecuente alteración de los equilibrios ecológicos, tiene otras consecuencias, como el incremento de enfermedades de origen animal (zoonosis). Tal y como explicamos en el informe Pérdida de Naturaleza y Pandemias, en los últimos diez años el 75% de las enfermedades que afectan al ser humano son de origen zoonotico, como la Covid-19 el SARS, el MERS, la gripe aviar o la gripe porcina. Seguir destruyendo la naturaleza y por lo tanto empeorar la salud del planeta, significa poner en riesgo nuestra propia salud y nuestro futuro.

Es tiempo de adoptar medidas individuales y colectivas para cambiar los hábitos de producción y consumo y apostar un nuevo modelo que se base en la sostenibilidad y en el respeto por nuestro entorno. Por ello, desde WWF llevamos tiempo impulsando un Acuerdo por la Naturaleza y las Personas que ponga freno a la pérdida de especies, a la destrucción del hábitat y reduzca nuestra huella ecológica.

Es fundamental que los gobiernos impulsen nuevas políticas y que aprovechen los fondos que se van a invertir en la reconstrucción económica, para impulsar una transición verde justa y resiliente. Estos planes deben impulsar actividades que contribuyan a la descarbonización de la economía, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y hacer frente al cambio climático. También es imprescindible priorizar medidas que garanticen la conservación de la biodiversidad y apostar por los sistemas alimentarios sostenibles y justos. WWF ha propuesto en su informe Por una recuperación económica verde y justa que se prioricen toda una serie de medidas para impulsar este nuevo modelo.

Para Luis Suárez, Coordinador de conservación de WWF: “El Día de la Sobrecapacidad nos recuerda que estamos viviendo por encima de los límites de la tierra y que estamos poniendo en riesgo la existencia del planeta y del propio ser humano” y concluye “Es urgente impulsar un nuevo modelo de producción y consumo que prime la sostenibilidad y haga frente al colapso climático y a la destrucción de la naturaleza y los planes de recuperación económica que se desarrollen en los próximos meses, van a ser una gran oportunidad para impulsar esta transición verde y justa”.

Comentar noticia

Your email address will not be published.