La importancia de las pequeñas y medianas empresas en nuestra sociedad

Publicado por o día 06/02/2021 na sección de Empresas

Uno de los motores importantes que impulsan a la economía son las empresas, y en particular, la importancia de las pequeñas y medianas empresas en nuestra sociedad abarca el tema de este interesante artículo. No se pierda los detalles.

Importancia de las pequeñas y medianas empresas en la sociedad española

Una de las principales razones por las que existe una gran importancia de las pequeñas y medianas empresas en la sociedad, es básicamente porque pueden satisfacer demandas de la población, y debido a las características de estas empresas, tienden a avanzar junto con la tecnología para no sucumbir ante los cambios en el mercado.

Como ejemplo, hoy en día surgen un montón de empresas, movimientos, campañas, etcétera, que tienen como fin mejorar la salud. En estas situaciones muchas personas tienden a acceder a la Internet, y, por ejemplo, muchas personas que quieren practicar pilates acceden a la web www.mrpilates.es para aprender más sobre sus impactos en la salud.

Hoy en día es crucial que las empresas pequeñas y medianas se adapten a la tecnología, y a través de páginas web se puede acceder a cualquier demanda.

Como ejemplos de empresas que entendieron esto son Moper Química Levantina S.L. a través de la web www.brumol.com comercializando productos de limpieza del hogar, Lealtis Abogados a través de www.lealtis.es, e Ifametal a través de www.ifametal.es.

Estos ejemplos son solo algunas de las razones por las que las pequeñas y medianas empresas son importantes en la sociedad, satisfaciendo en general las demandas de los usuarios y clientes.

No obstante, la importancia de las pequeñas y medianas empresas en la sociedad abarca mucho más que los ejemplos citados.

Las pequeñas y medianas empresas cumplen un papel fundamental en la sociedad, y es por esto que en todo el mundo existen diferentes medidas y movimientos que ayuden a incentivar la creación de estas empresas, así como también impulsar el crecimiento de las ya existentes.

Peso de las PyMEs en España

Una de las mayores fuentes de empleo son las pequeñas y medianas empresas, y en España, es una realidad que no se puede despreciar. Para hacerle entender, solo en España, más de 98% de las empresas se trata de PyMEs.

De hecho, solo en España, las pequeñas y medianas empresas constituyen el 98,9% del tejido laboral, generando a su vez el 66,4% de los puestos de trabajo en el país. Asimismo, según Eurostat, las pequeñas y medianas empresas tienen implicaciones en el 53% de las importaciones y en el 51% de las exportaciones a nivel nacional.

Por otro lado, la importancia de las pequeñas y medianas empresas radica también en la forma en que pueden distribuir la riqueza, generar empleos, impulsar la economía de las sociedades, producir y distribuir bienes y servicios, etcétera.

Siguiendo datos estadísticos, la mayor parte de esas empresas pequeñas y medianas están dedicadas al sector terciario, el cual aporta el 71,6% del producto interno bruto de España, y a su vez produce el 72,8% de los empleos. Esta es una prueba de lo dicho en el párrafo anterior.

En España, no es sorpresa que surjan cada vez más empresas pequeñas, ya que le ofrecen a la población servicios y productos que mejoran su calidad de vida, así como también velan por facilitarles el acceso a aquello que satisface su demanda.

Características de las pequeñas y medianas empresas (PyMEs)

Para definir una pequeña o mediana empresa no hay un formato específico que las clasifique, pero una forma de diferenciarlas pueden ser sus plantillas de trabajadores:

  • Microempresa: pueden tener como máximo 10 empleados.
  • Empresa pequeña: éstas pueden alcanzar una plantilla de hasta 50 empleados.
  • Mediana empresa: sus plantillas de trabajadores no llegan a alcanzar los 250 trabajadores.

Además de las características antes mencionadas, las PyMEs también podrían reconocerse por otros aspectos, que pueden ser los que mencionaremos a continuación:

  • Se mantienen en un crecimiento constante. Esto es, buscar aumentar la plantilla de empleados, aumentar la producción y capital de inversión, aumentar su espacio, etcétera.
  • Generalmente son dirigidas por los propios dueños.
  • Se forman a partir del capital aportado por una asociación entre dos o más personas.
  • Pueden conseguir ventajas fiscales.
  • Se caracterizan por ser muy adaptables con los cambios tecnológicos, lo que hace que puedan tomar impulso y generar nuevas fuentes de empleo.

También existen otras características que van orientadas hacia el tipo de PyME del que se trata. Estos tipos de empresas pequeñas y medianas son:

  • PyME autónoma: constituyen aquellas empresas que no tienen participación (o muy poca) ni aporte de capital de otra empresa. Por lo general, la participación máxima de una empresa externa sobre una PyME autónoma llega hasta el 25%.
  • PyME de asociación: se genera cuando se asocian dos o más PyMEs pero sin que ninguna controle a la otra. Por lo general, la participación entre ambas no supera el 50%.
  • PyME controlada por otra: esto depende de factores como los derechos de una empresa sobre otra, su situación económica, etcétera. Esto da lugar a que una empresa tenga un control directo o indirecto sobre la mencionada PyME.

Si le gustó este artículo y quiere saber un poco más sobre el tema, no dude en hacer clic en el siguiente vídeo para mejorar sus conocimientos sobre la importancia de las pequeñas y medianas empresas:

https://www.youtube.com/watch?v=DqNHFagLPvA

Comentar noticia

Your email address will not be published.