La importancia de que tus hijos estudien en el extranjero

Resulta curioso cómo a principios de este mismo siglo (20 años; no hay que irse mucho más lejos) nos comentaban lo bien que podría venirnos aprender otros idiomas. Conocer otras culturas, otros lugares, ver obras en versión original… Un mantra que sin embargo se recitaba con la boca pequeña: matemáticas, lengua y literatura eran lo primordial, y nada las podía empañar.

Pero en los últimos años ha pasado de ser algo recomendable a un imprescindible, y más si hablamos del idioma anglosajón: el 90% de las ofertas de empleo en que las que se solicita algún idioma demandan el inglés. 

Ahora el conocer otros idiomas ya no se menciona con la boca pequeña; sino que supone toda una ventaja diferencial. Más aún en la situación que se nos queda tras estos meses. Más aún si tenemos en cuenta que 7 de cada 10 empresas españolas requieren de profesionales que dominen la lengua inglesa (en puestos directivos el 80%).

Y éstas no son las únicas cifras que explican por qué las matemáticas, lengua y literatura han de hacer un hueco especial en el podio al aprendizaje de nuevos idiomas.

¿Qué tan relevante es saber idiomas hoy en día?

Tiremos de datos, más que de opiniones, para poner de manifiesto su relevancia:

  • En 2019 un 66% de las ofertas de empleo destinadas a nuevos graduados exigían al menos el dominio de un idioma extranjero (en el 90% de los casos, inglés).
  • Con todo, si uno aspira a un puesto directivo o mando intermedio ha de saber que este porcentaje escala al 80%.
  • El 85% de las empresas españolas venden sus productos y servicios en el extranjero. Esta internacionalización requiere saber otros idiomas para llevarse a cabo.

Estas cifras contrastan con el nivel medio de los españoles: mientras que en el resto de la Unión Europea el 60% de los habitantes conoce otro idioma más allá de la lengua materna, en España nos encontramos en una media del 50% (a la hora de hablar inglés nos encontramos en la posición 19 de toda Europa; con un nivel medio-bajo).

Pero lejos de desanimarnos, esta situación deberíamos verla como una oportunidad: nuestros hijos pueden llegar a dominar inglés o cualquier otra lengua extranjera y sentar una diferencia que les será de gran ayuda de cara a su futuro laboral. 

Y de cara al aprendizaje, no hay nada mejor que estudiar idiomas en el extranjero.

¿Por qué estudiar en el extranjero es el mejor método para aprender idiomas?

Al alcance de tu mano tienes un gran número de recursos mediante los cuales tus hijos pueden aprender idiomas: academias, profesores particulares, cursos online… Incluso la propia educación bilingüe. Con todo, no nos engañemos, todas ellas pecan de un gran defecto: la inmersión total en el idioma. Pongamos el inglés como ejemplo.

Mientras que en una academia es fácil evitar el hablar en inglés, siendo otros los compañeros quienes respondan a la profesora, en el extranjero no. En el extranjero no queda otra que apañarse las 24 horas del día en dicho idioma. Y la práctica hace al maestro.

Mientras que en una clase particular tan sólo puedes hablar en inglés con una persona (el profesor), en el extranjero no. En un curso de idiomas en el extranjero tus hijos no sólo tendrán a sus compañeros y profesores para hablar la lengua inglesa. Familia de acogida, comercios, la población en general… Son muchas las posibilidades que tendrán de poner en práctica lo aprendido y acostumbrarse a distintos acentos.

Mientras que en las clases de inglés del colegio lo más habitual es acabar hablando en español con los compañeros (limitando el inglés a los ejercicios del libro de texto), en el extranjero no. La presencia de estudiantes internacionales en el mismo curso implica que tus hijos habrán de hablar con ellos en inglés. Sí o sí.

Con todo, éstas no son las únicas ventajas de aprender idiomas en el extranjero: conocer de primera mano otras culturas, otras formas de entender el mundo; así como desarrollar una autosuficiencia y autonomía personales, se cuentan también entre los beneficios de lo que sin duda será una gran experiencia para tus hijos. 

¿Qué has de tener en cuenta al elegir un curso en el extranjero para tus hijos? 

Queda claro pues la conveniencia de estudiar en el extranjero frente a otros métodos de estudio. Ahora bien, no son pocas las dudas que seguro se te plantean. Posiblemente todas ellas con el mismo denominador común: ¿cómo me aseguro de elegir el centro más conveniente para mis hijos? Al fin y al cabo, van a estar alejados de casa durante al menos unas semanas. Quieres saber que los has dejado en las manos adecuadas.

En primer lugar, deberías tener en cuenta la trayectoria profesional del centro en cuestión. ¿Que tiene más de 15 años de historia? Perfecto; ninguna empresa de idiomas sobrevive tanto tiempo si no estuviera haciendo las cosas bien.

Por supuesto, deberías atender también a la opinión de antiguos alumnos y familias que han participado en los cursos en el extranjero del centro. Actualmente, con Internet, es muy fácil obtener este tipo de información.

Y por otra parte, te aconsejamos saberlo todo acerca de las familias de acogida: ¿es posible que te pongas en contacto con ellas antes de que tus hijos viajen al extranjero? ¿Dichas familias de acogida han participado en anteriores programas de estudios? ¿En caso de haber problemas sería posible que tus hijos se alojaran con otra familia?

En serio; no te dejes ninguna cuestión en el tintero. Pregunta y asegúrate de recibir respuesta para cada una de tus dudas. Sólo así te asegurarás de dar con el mejor curso en el extranjero para tus hijos.

Noticias de última hora en Vigo. Te contamos todo lo que sucede en nuestra ciudad. Desde los sucesos más relevantes hasta artículos de opinión y de interés.

SIGUENOS EN TELEGRAM