La importancia de una buena higiene dental

Por o 15/12/2016 | Sección: Hogar
La importancia de una buena higiene dental
Compartir en:

Aunque mucha parte de la población lo desconoce, los problemas de higiene dental no solo nos puede provocar dolores de boca como encías sensibles o muelas del juicio peleonas que nacen picadas por un mal lavado.

Diferentes estudios demuestran que desde dolores de cabeza hasta pinzamientos en la otra parte de nuestro cuerpo, los pies, pueden llegar a ser provocados por multitud de problemas en la boca.

Es por ello por lo que es de vital importancia acudir a un centro dental, por mucha fobia que nos de y es que en nuestro país sigue siendo una de las asignaturas pendientes. Mientras que acudimos a nuestro médico de cabecera ante cualquier dolor, quizá por viejas costumbres, no somos tan asiduos a hacerlo con un dentista. Incluso, aunque el servicio como pueda ser extraer una muela esté cubierto por el seguro que nos ofrece la Seguridad Social a la que todos tenemos acceso gratuito, a diferencia de buscar un dentista en santo domingo, argentina o china, .. dónde estos servicios son de pago, no lo hacemos tan reiteradamente como por un resfríado o una torcedura.

Para ayudarte a conseguir la mejor higiene dental, ya que toda protección es poca, cabe destacar como realizar un buen lavado de dientes según los expertos y tener en cuenta las siguientes consideraciones: 

Cepillo de dientes: si bien para gustos, colores; en la actualidad existe una amplía variedad de cepillos de dientes desde los convencionales de toda la vida de cerdas duras o blandas a los más novedosos cuya función eléctrica permite un mejor lavado.

Es conveniente además de disponer de un cepillo de buena calidad, conservar el mismo en buen estado guardándolo totalmente seco y protegido con un protector bien limpio, así como saber cuando renovarlo al no disponer de las cerdas en buen estado de conservación.

Lavado de dientes: los expertos aseguran que la mayoría de la población no se lava los dientes con la asiduidad que debería y los que lo hacen, no de la forma adecuada.

El método más aceptado es el que conlleva los siguientes pasos:

– Aplicar unicamente un centímetro de pasta de diente en la superficie del cepillo.

– El frotado perfecto es aquel que implica un grado de inclinación del cepillo con respecto a las encías de un 45%.

– El movimiento del cepillo ha de ser corto pero continuado, centrándonos en pequeñas zonas de las bocas y no en lavar de una pasada la totalidad de los dientes y muelas de nuestra dentadura. Seguro que este paso lo estabas haciendo mal, reconocemos que nosotros también.

– La lengua también es un foco de infección para nuestros dientes. Asegúrate de limpiarla con tu cepillo como si la estuvieras barriendo, con movimientos de arriba abajo y no de derecha a izquierda, ya que es mucho más costoso y menos efectivo.

– Realiza estas acciones por un tiempo mínimo de dos minutos, con el fin de asegurarte que has pasado por cada una de las piezas dentales de tu boca.

Diferentes puntos a tener en cuenta para disponer de una higiene dental que te ayude a prevenir problemas de salud y desembolsar grandes cantidades de dinero a futuro en un dentista.