Con la llegada del calor, toda precaución es poca

Publicado por o día 16/03/2017 na sección de Vigo

Con la llegada del calor, toda precaución es poca

La primavera ha llegado para quedarse y con ella suben las temperaturas y el sol se hace presente en todas las provincias de España. Unas fechas que gustan a los más pequeños y también a los mayores, ya que invitan a disfrutar de largos paseos, así como de jornadas de playa y montaña que hacen las delicias de familias y grupos de amigos.

Sin embargo, para conseguir disfrutar al máximo de los rayos del sol conviene tener a mano un buen protector solar con el que evitar las agresiones externas, evitando de esta manera posibles enfermedades y afectaciones de la piel.

Cabe tener en cuenta que los rayos solares son los causantes de manchas en la piel y arrugas. De hecho el envejecimiento de la piel es un problema estético que preocupa a millones de personas.

Más grave son los problemas de cáncer de piel o el envejecimiento ocular que se presenta en forma de cataratas, así como las lesiones en la retina. Es por ello, que además de una protección solar efectiva conviene protegerse la vista con unas buenas gafas de sol.

Podemos afirmar que comprar gafas de sol baratas en la actualidad no es difícil, teniendo en cuenta que existen diversidad de modelos entre los cuales poder escoger, pues se trata de un mercado muy competitivo.

A la hora de seleccionar unas gafas de sol debemos pensar en el uso que vamos a hacer de las mismas, pero también tener en cuenta una serie de recomendaciones básicas como, por ejemplo:

  • Categoría del filtro.
  • Lentes polarizadas, muy cómodas y de tendencia en estos últimos años, cuyo éxito de mercado es indiscutible. Evitan el deslumbramiento.
  • En caso de necesitarlas graduadas conviene señalar esta situación al adquirirlas, pues no todas se pueden adaptar a los problemas de visión.
  • Color de las lentes. No dejes llevarte por opiniones externas o por estereotipos, lo mejor es tomar la decisión por voluntad propia, teniendo en cuenta aquello que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Pero como no existe precaución suficiente cuando se trata de nuestra salud, para protegernos de la exposición solar podemos echar mano de otras alternativas como la utilización de gorros o sombreros, ropa de colores claros…

Con las gafas de sol en mano y la protección solar como compañera ya estamos listos para comenzar a disfrutar de los primeros días de sol del año. ¿A qué estás esperando?