La mejora de la clasificación microbiológica de cuatro zonas de producción de moluscos de Galicia facilitará la labor del sector

Dos de esas áreas de trabajo pasan de ser zona B, que requiere enviar el producto la una depuradora, a ser zona A, por lo que puede comercializarse directamente a través de un centro de expedición
Publicado por o día 29/01/2022 na sección de Galicia,Mar,Santiago,Sucesos,Xunta de Galicia

La mejora de la clasificación microbiológica de cuatro zonas de producción de moluscos de Galicia facilitará la labor del sector

La mejora de los resultados obtenidos en los controles que realiza periódicamente el Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino de Galicia (Intecmar), dependiente de la Consellería del Mar, en las zonas de producción de moluscos bivalvos de la comunidad permitió que desde esta semana cuatro de esas áreas productivas tengan una mejor clasificación microbiológica, lo que facilita la labor del sector.
Los análisis realizados en estas zonas de trabajo revelaron de manera continuada una menor presencia de la bacteria E. Coli que en su anterior clasificación, lo que permitió cambiar su catalogación mediante una resolución publicada por el Intecmar el pasado jueves. Las mejoras suponen que una zona de producción marisquera y otra de cultivo de moluscos en viveros flotantes que tenían clasificación B -por lo que los productos extraídos tenían que pasar por un proceso de depuración previo a su venta- pasan a ser La, con el que el recurso extraído puede ser comercializado directamente a través de un centro de expedición.
A ellas se añaden otras dos zonas marisqueras que estaban catalogadas como C y pasan a ser zona B. De este modo el producto que antes tenía que pasar por depuración natural mediante reinstalación en batea, ahora podrá comercializarse directamente previo paso por una depuradora. Esto supone la mejora de la clasificación microbiológica para 80 bateas y en una superficie total de alrededor de cuatro millones de metros cuadrados de bancos marisqueros de las cofradías de Fisterra, Corcubión, Cambados, Vilanova de Arousa y Arcade.
Estos cambios, fruto de la mejora de la calidad de las aguas, facilitarán el trabajo de los mariscadores al reducir o eliminar los plazos de depuración de los productos extraídos y deberían redundar en un mejor precio de sus capturas en lonja.
Las zonas que pasan de estar clasificadas como B a ser zona A son la parte media de la ría de Corcubión y el polígono de bateas A Pobra D, en la ría de Arousa. Pasan de C a B la zona comprendida entre el tramo de la carretera PO-550 que da acceso al puerto de Tragove y la desembocadura del canal de entrada a la zona de Entre Canos, en la ría de Arousa, y la ensenada de Larache, en la ría de Vigo.
El trabajo de seguimiento constante de los bancos marisqueros que hace la Xunta a través del Intecmar permite conocer su estado y ver la manera de mejorar su producción por lo que estas mejoras en la clasificación son fruto de las actuaciones para mejorar el saneamiento de las rías y la calidad de las aguas.
Estas mejoras facilitarán el trabajo de los profesionales del marisqueo y de los productores de mejillón de las zonas afectadas y se suman al resto de zonas que ya mejoraron su clasificación en los últimos años. Desde 2009 hasta enero de este año hubo una mejora en 33 zonas de producción de moluscos bivalvos en viveros flotantes (10 polígonos de bateas con 848 bateas beneficiadas) y 23 zonas de moluscos infaunales, con 139 bancos marisqueros beneficiados y una superficie estimada de más de 13,9 millones de metros cuadrados.

Comentar noticia

Your email address will not be published.