La Policía Nacional detiene en Barcelona a un prófugo italiano buscado por tráfico de estupefacientes

§ Constaba sobre el arrestado una Orden Europea de Detención y Entrega dictada por el Juzgado de Instrucción de Nápoles (Italia).
Por o 20/07/2018 | Sección: Sucesos
La Policía Nacional detiene en Barcelona a un prófugo italiano buscado por tráfico de estupefacientes
Compartir en:

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con funcionarios del Arma de Carabineros de Nápoles, han detenido en Barcelona a un ciudadano italiano buscado por la justicia italiana por un delito de tráfico de estupefacientes. Sobre A.D.M., de nacionalidad italiana y 39 años de edad, constaba una Orden Europea de Detención y Entrega dictada por el Juzgado de Instrucción de Nápoles (Italia).

La detención de A.D.M. se produjo en el Barrio de la Barceloneta, donde los investigadores establecieron un dispositivo de vigilancia en base a la labor previa de inteligencia e intercambio de información entre ambos cuerpos policiales, que situaba al fugitivo en dicha zona. Los agentes localizaron al reclamado en el Passeig de Joan de Borbó.

Tras percatarse de la presencia policial inició la huida a la carrera por la calzada en contra de la dirección en la que circulaban los vehículos, poniendo en grave riesgo su vida, así como la de los agentes y el resto de usuarios de la vía, que trataban de evitar atropellarlos. Tras varios minutos a la carrera finalmente fue detenido. En el momento del arresto portaba una carta de identidad y una tarjeta sanitaria italianas falsas.

A.D.M tenía en vigor una Orden Europea de Detención y Entrega interpuesta por las autoridades italianas por delito de tráfico de drogas ya que, junto a otras personas, participaba en una organización criminal armada que se dedicaba al tráfico internacional de cocaína, hachís y marihuana. Su papel dentro de la organización era la venta y distribución en Massa Carrara (Italia) y también en Ibiza (España) de los estupefacientes que recibía de su propio hermano. La pena máxima prevista es de 30 años de prisión