La Policía Nacional detiene a tres varones cuando huían tras cometer un robo con fuerza en un establecimiento comercial de la calle Urzáiz

Al acercarse para identificarlos realizaron una maniobra evasiva e intentaron huir, logrando cortarles el paso en la calle Jenaro de la Fuente
Publicado por o día 06/04/2017 na sección de Sucesos,Vigo

La Policía Nacional detiene a tres varones cuando huían tras cometer un robo con fuerza en un establecimiento comercial de la calle Urzáiz

Agentes de la Policía Nacional han detenido tres varones como autores de un robo en un local comercial de la calle Urzáiz.

Tres sospechosos en un automóvil

Esta pasada madrugada un indicativo policial que se encontraba realizando labores de prevención de la delincuencia por la zona centro observaron un vehículo ocupado por tres individuos circulando por la Calle Numancia que les infundió sospechas.

Al acercarse para comprobarlo este automóvil intentó huir del lugar, por lo que la dotación tuvo que ponerse a su altura y cortarles el paso a la altura de la calle Jenaro de la Fuente.

Tras solicitar el apoyo de otras dotaciones les ordenaron que bajasen del vehículo y les realizaron un cacheo a los ocupantes al tiempo que otro indicativo comprobaba el interior del automóvil.

Un agente descubrió estupefacto como la zona de los pies del copiloto había más de 500 euros tirados sobre la alfombrilla  y diversos justificantes bancarios de una cadena de fruterías, además de una caja con herramientas utilizadas para forzar puertas y cierres de verjas.

Al interrogar a los ocupantes del vehículo estos comenzaron a responder de manera incongruente y sin coincidir en sus respuestas.

Inmediatamente se dio aviso al resto de indicativos para que comprobasen las fruterías de la zona centro ya que alguna de ellas podría haber sido víctima de un robo.

Una persiana forzada en un establecimiento de Urzáiz 

Una de las dotaciones localizó en la Calle Urzaiz un establecimiento con la verja forzada, por lo que se contactó con la Sala Operativa del 091 para que localizase al responsable del local, al tiempo que los agentes se quedaban vigilándolo.

Minutos más tarde llegaba la propietaria y tras confirmar que era imposible abrir la verja por estar forzada, los agentes accedieron al interior arrastrándose para comprobar que efectivamente habían abierto la caja registradora.

Otro agente se acercó al establecimiento con parte de la documentación que habían encontrado en el vehículo de los sospechosos y vieron que coincidía con la del establecimiento, por lo que procedieron a la detención de los tres ocupantes del vehículo.

Ya en dependencias policiales se hizo una comprobación de las bases de datos en la que se confirmó que a todos los detenidos le constaban casi 50 antecedentes policiales, siendo la gran mayoría por hechos similares al descrito.

El operativo fue llevado a cabo por la Brigada de Seguridad Ciudadana, de la Comisaría de Vigo-Redondela, pasando los detenidos y todo lo actuado a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de los de Vigo en funciones de guardia.