La Policía Nacional de Vigo detiene a tres varones que detuvieron ilegalmente a un joven al que golpearon causándole graves lesiones para exigirle la devolución de una suma de dinero

Un joven realizó una reforma de la instalación eléctrica de una vivienda y al finalizarla el inquilino le solicitó que le hiciese otra obra en un taller que estaba montando
Publicado por o d√≠a 18/01/2018 na sección de Sucesos

La Policía Nacional de Vigo detiene a tres varones que detuvieron ilegalmente a un joven al que golpearon causándole graves lesiones para exigirle la devolución de una suma de dinero

Agentes de la Polic√≠a Nacional detenido a tres varones de entre veinti√ļn y veintis√©is a√Īos de edad, originario de Venezuela y con domicilio en esta ciudad de Vigo, por un delito de Detenci√≥n Ilegal, otro de Lesiones y un tercero de Amenazas.

Informe médico

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 19 de diciembre, cuando un joven acudió al Hospital para ser tratado de diversos golpes y heridas y el personal médico dudó sobre el origen de estas.

Inmediatamente se inició una investigación por parte del grupo de U.D.E.V. II, quien después de unas complejas investigaciones descubrió que la víctima era un electricista que tiempo atrás había realizado una instalación eléctrica en una vivienda del Barrio de las Flores.

Al finalizarla el inquilino le pidió presupuesto para hacerle otra reforma en un taller de mecánica del automóvil que estaba montando con otros dos socios, y tras estudiarlo aceptó el presupuesto.

Dada la magnitud de la obra le adelantó algo menos de 1.500 euros para que comprase el material necesario e hiciese las gestiones pertinentes en relación a trámites administrativos.

Cuando el trabajo en el taller ya estaba bastante avanzado, este varón le dijo que sus socios ya no querían que les hiciese el trabajo y que les tenía que devolver el dinero que le habían adelantado.

El trabajador le indicó que eso era imposible ya que el dinero se lo había gastado en materiales y en solicitar los permisos correspondientes para realizar el montaje eléctrico.

Tras esto y dada la hora que era decidió marcharse a su domicilio, pero al llegar al portal fue abordado por dos varones que lo introdujeron en un coche, le taparon la cabeza y lo llevaron al taller.

Al llegar le ordenaron que desmontase toda la instalación, comenzando con todo el proceso que finalizó varias horas más tarde. Una vez retirado todo el material le dijeron que ya le habían devuelto el material así que él debía de hacer lo mismo con el dinero.

Al no disponer de esa cantidad de dinero encima lo golpearon, y al caer al suelo lo maniataron para que no pudiera defenderse, tras lo cual recibió diversos golpes en la cabeza que lo dejaron inconsciente.

Los hechos no finalizaron ahí ya que al recuperar la consciencia volvieron a golpearlo y a exigirle que les devolviese el dinero.

Finalmente lo metieron en el coche para dejarlo en las cercanías de Candeán, no sin antes volver a amenazarlo sobre las consecuencias de que acudiera a denunciar los hechos o de que dijera algo en el hospital.

Orden de entrada y registro

Las pesquisas permitieron identificar a un joven cuyas características coincidían con la de uno de los agresores, por lo que se realizó un seguimiento de este para identificar a los otros dos agresores, así como sus domicilios o locales.

Avanzada la investigación se comprobó que dichas personas amenazaban a la víctima y a sus familiares, acudiendo al domicilio de estos, por lo que se procedió a la detención de estos tres jóvenes y se solicitó al Juzgado una orden de entrada y registro.

Fruto de ello se localizaron diversos efectos y pruebas que serían recogidos para su estudio y prueba en dependencias policiales.

Además se realizó una comprobación de las bases de datos en las que se confirmó que a ninguno de los tres detenidos le constaban antecedentes policiales anteriores.

La investigación fue llevada a cabo por el Grupo U.D.E.V. II de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Policía de Vigo Redondela.