La policía nacional de Vigo detiene a un varón que la pasada madrugada circulaba de modo temerario por las calles de esta ciudad, imputándole por ello un delito contra la Seguridad del Tráfico

Un indicativo policial alertó al resto de los vehículos en servicio que un automóvil había puesto en grave peligro al resto de usuarios de la vía
Por o 23/01/2018 | Sección: Sucesos,Vigo
La policía nacional de Vigo detiene a un varón que la pasada madrugada circulaba de modo temerario por las calles de esta ciudad, imputándole por ello un delito contra la Seguridad del Tráfico
Compartir en:

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a un varón de cuarenta y tres años de edad, de nacionalidad española y con domicilio en la ciudad de Vigo, por un delito Contra la Seguridad del Tráfico.

Vehículo sospechoso a gran velocidad

Los hechos tuvieron lugar a última hora de la madrugada, cuando las dotaciones policiales son alertadas por otro indicativo que un BMW de alta gama había realizado un cambio brusco de sentido en calle Arenal, haciendo derrapar el vehículo y poniendo en peligro al resto de los conductores y de los viandantes.

Minutos más tarde la Policía Local alerta de que un vehículo que coincidía con el que buscaban circulaba por la calle López Mora conduciendo a gran velocidad de modo temerario.

Varios indicativos se dirigieron hacia las posibles rutas de salida, y uno de ellos localizó el vehículo cuando entraba en la calle Vilagarcía de Arousa, logrando cortarle el paso.

Negativa a realizar las pruebas

Inmediatamente se acercaron al conductor y comprobaron que desprendía un fuerte olor a alcohol y que estaba bajo los efectos de algún tipo de sustancia.

Tras solicitar la colaboración de un indicativo para que realizara las pruebas de detección de drogas y alcohol, el conductor comenzó a mostrar su negativa a realizar las pruebas.

Los agentes le informaron que dicha negativa era constitutiva de delito, al tiempo que realizaban una requisa del vehículo en la que localizaron lo que parecía ser una bellota de Hachís, por lo que se procedieron a su intervención y propuesta de sanción.

Además y dado que seguía negándose a hacer los test de detección los agentes lo detuvieron y trasladaron a dependencias policiales, haciendo lo propio con el vehículo, que fue llevado al Depósito Municipal.

Al realizar una comprobación de las bases de datos en la que se confirmó que el detenido carecía de antecedentes policiales anteriores.

La intervención fue llevada a cabo por agentes Grupo de Atención al Ciudadano, perteneciente a la Brigada de Seguridad Ciudadana, pasando el detenido y todo lo actuado a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de los de Vigo, en funciones de guardia.