La posición de SAGAP sobre el plan de mejora del empleo público

ACLARACIONES CON RESPECTO AL PLAN DE MEJORA DEL EMPLEO PÚBLICO
Publicado por o día 05/04/2017 na sección de Galicia,SAGAP,Sanidad,Sindicatos,Vigo

La posición de SAGAP sobre el plan de mejora del empleo público

Ante la vorágine de noticias (que cada medio de comunicación interpreta a su manera) datos y cifras que varían de un minuto a otro y dependiendo de la fuente, conceptos utilizados de manera errónea/malintencionada/manipulada, todo esto surgido a raíz del Acuerdo para la MEJORA del empleo público de 29 de Marzo firmado el pasado 29 de marzo entre D.Cristóbal Montoro y los representantes de las OOSS, UGT, CCOO y CSIF (que no son todas), queremos intentar aclarar, en la medida de lo posible dada la información de la que disponemos, y al mismo tiempo exponer nuestras dudas en base a la misma.

Intentando abstraerse de tanta opinión, sólo nos queda intentar analizar tan mentado acuerdo de mejora, y como cuestión previa, nos llama la atención que en él no aparezcan los datos y cifras utilizados que avalen los porcentajes de los que se habla. Un acuerdo de esta envergadura exige previamente cuantificar con exactitud la situación de interinidad existente, y si esto a la propia Administración le resulta tan difícil o imposible lo que deja ver eso que los mismos no son ciertos (y nos engaña), o una falta total de control sobre sus propios empleados y la llegada a un acuerdo sin los deberes hechos. Según la propia Consellería de Sanidade, sus datos no coinciden con los que formaban parte del borrador del acuerdo. Alguien nos miente.

Analizando el acuerdo, y centrándonos en lo que a sanidad se refiere:

Punto Primero: Oferta pública de empleo (NO CONVERSIÓN de interinos a fijos NI CONSOLIDACIÓN)

Se fija la tasa de reposición del 100 % en el 2017 para sanidad como sector prioritario. Esto significa ni más ni menos que se sacarán a OPE el total de las bajas producidas sólo en el año 2017 (jubilaciones,…). Esto supone una renuncia clara a recuperar las plazas perdidas  en la administración  desde el año 2010 e impide   dotar a los servicios públicos de los efectivos necesarios  para garantizar una asistencia pública de calidad.

Todo esto,” con pleno respeto a los límites y reglas de gasto establecidos “  límites y reglas que no aparecen en el acuerdo , es decir , sin partida presupuestaria asignada , lo que suena a  “sin gastarse ni un duro “

Punto segundo.-: medidas en materia de reducción del empleo temporal.

El primer compromiso es “analizar el porcentaje de interinidad” y “buscar fórmulas que refuercen la estabilidad de las plantillas”, todo ello “dentro de los límites y reglas de gasto establecidos”. Es decir,  se firman un acuerdo  sobre temporalidad sin saber exactamente  el número  de  interinos que  hay , sin pactar las reglas y encima sin saber de cuánto dinero disponen o si disponen de algo Sólo un dato anecdótico :  muchas tenemos en nuestras retinas un “cartel “ de hace unos meses , donde una de las organizaciones firmantes de este acuerdo “gritaba “ que el número de temporales en la Administración era de 700.000. Si ahora “acuerdan “que el 90% son 250,000. Al menos a nosotr@s nos fallan las cuentas.

Continúan el punto: para reducir el empleo temporal se autoriza en nuestro caso al Sergas (se le autoriza no se le obliga) a que saque a oposición como máximo el 90% (no se fija un mínimo) de las plazas vacantes estructurales cubiertas de manera temporal durante más de tres años y para ello cuenta con un plazo de tres años más. Pues bien, esto no se trata de ningún hecho extraordinario ni nada digno de alabanza ya que la propia ley (dictada por la propia Administración) le obliga a convocar las plazas estructurales vacantes en el plazo improrrogable de tres años (EBEP Artic. 70), con lo cual: se está reconociendo que hay plazas sin convocar más tres años (ilegal) y encima se van a mantener algunas o muchas o todas 3 años más.

Aclaramos también que en este punto a que en los procesos selectivos (OPEs), “podrá ser objeto de valoración el tiempo e servicios prestados “en la fase de concursos. Este punto probablemente  ha llevado a errores de interpretación por parte de muchos. En el caso de sanidad  (y de muchos ostros sectores) nuestra Ope ya era mediante concurso-oposición, es decir, ya se cuenta como mérito la experiencia siempre que aprobemos el examen de oposición. Que quede a tod@s claro: nadie convierte a interinos en fijos, salvo el propio interino cuando supere una OPE. Como siempre. Nadie nos “regala nada”.

Punto Tercero.- Constitución de grupos de trabajo

Sólo una breve apreciación: a todos estos grupos de trabajo, auditorías, expertos, asesores necesarios, no se le impone la coletilla de “dentro de límite ni reglas de gasto”.

Por lo tanto, en nada se nos reconoce ni compensa por la situación de precariedad que hemos estado sufriendo durante años, a pesar de todas las flores que se nos echa al inicio del acuerdo, donde todas las partes nos reconocen el “haber tenido que soportar una parte importante del esfuerzo de austeridad” donde el esfuerzo de nuestro colectivo ha sido un “factor determinante en la consecución de los objetivos “y donde se nos ha exigido” un sacrificio sin el cual no hubiera sido posible dar solución a los problemas de la economía“ ….

Resumiendo

Este acuerdo no crea empleo público, no “compensa“ en nada la situación excepcional de precariedad que la administración ha creado, ya que en ningún momento revierte ni recupera el déficit generado por los recortes de los últimos años. Simplemente viene a cumplir y, sólo en parte, con una obligación que llevan años incumpliendo, situación que los juzgados han declarado “en fraude de ley”  y que Europa  le estaba reclamando  a España, a seguir creando falsas expectativas. Y tratando de seguir manteniendo anestesiado al personal.

SAGAP rechaza totalmente este acuerdo. Consideramos  que se  ha desaprovechado un momento  crucial para de verdad abordar de manera responsable  y global  el   grave problema de la temporalidad  en la administración , para recuperar plazas y derechos perdidos durante estos años de recortes y de apostar claramente por unos servicios públicos de calidad. Este acuerdo  supone, una renuncia asombrosa  a las demandas que las OOSS firmantes sí hacen cara a la galería y por lo tanto la deslegitimación de las mismas, y cuyo papel aquí ha sido el de favorecer un lavado de cara al Gobierno y un mero “brindis al sol”.

Desde esta organización seguimos denunciando que ni sindicatos mayoritarios ni políticos muestran la voluntad necesaria de contar con la opinión de los directamente afectadas en la toma de sus decisiones, quedándonos como única vía posible la de seguir recurriendo a los juzgados  para reclamar lo que consideramos de justicia .