La Santa Transición

Por o 21/12/2017 | Sección: Opinión
La Santa Transición

Opinión por Xurxo Rodríguez 

Con la aprobación del Plan de Estabilización en 1959 y tras el reconocimiento del régimen franquista por el Vaticano, el ingreso de España en la ONU y la visita de Ike Eisenhower se puede decir que finaliza la posguerra española o cuando menos su etapa autárquica y se ponen bases firmes para el desarrollismo de los sesenta, cuyos elementos icónicos serían la emigración, el turismo y el seat seiscientos.

Los dos primeros financiarían junto con la penetración de capital yanqui el mentado desarrollismo. Esto provocaría cierta redistribución de la renta y una mayor movilidad social, tanto vertical como territorialmente.

Será en los sesenta que emerjan nuevas fuerzas de oposición en la izquierda que disputen su hegemonía al Partido Comunista de España, que desde 1956 defendía una política de Reconciliación Nacional, posteriormente plasmada en el enunciado de Pacto para la Libertad.

En esa encrucijada de los sesenta-setenta hace su irrupción la disyuntiva Reforma/Ruptura con respecto a la salida política al Régimen.

La salida rupturista podría ejemplificarla el Proceso de Burgos de las navidades de 1970, donde se enjuiciaba la acción armada de ETA, que dotó de músculo e impulso a la izquierda revolucionaria en el conjunto del Estado y puso con fuerza sobre el tapete la asunción del Derecho de Autodeterminacion de pueblos y nacionalidades bajo el yugo franquista.

La otra fecha, que simboliza el pactismo o reformismo y que vino en dar una contradicción irresoluble, fue la creación en el verano de 1974 en París de la Junta Democrática, auspiciada por Santiago Carrillo, Calvo Serer, el Marqués de Villalonga y otros.

A ella se incorporarían otros grupos de izquierda como los sucedáneos maoistas del Partido de los Trabajadores de España de Eladio García Castro, cda Ramón Lobato, el Partido Socialista Popular de Tierno Galván, entre otros.

Aún posteriormente se crearía la Plataforma Democrática, bajo inspiración del PSOE felipista y la Democracia Cristiana, con frutas exóticas de sucedáneo nuevamente maoísta, la ORT de José Sanromá,  cda Intxausti.

Y ya finalmente, Coordinación Democrática o Platajunta, la suma de las anteriormente citadas. Ésta pactaría con el franquismo reformista, llamados aperturistas, frente al búnker.

A esto y mucho más llamamos la sacrosanta Transición, por otros llamada Reforma. Finalmente de Ruptura a ruptura pactada o vaya usted a saber. Su concreción fue la aprobación en diciembre de 1978 de la vigente Constitución Española.

De todo esto dos tabúes perviven: la INTANGIBILIDAD DE LA MONARQUÍA y la DENEGACIÓN DEL DERECHO DE AUTODETERMINACIÓN.

Hoy se vota en Cataluña.

Noticias de última hora en Vigo

Comentar noticia

Your email address will not be published.