La UFP denuncia que en Febrero se realizarán mediciones de Gas Radón en Vigo sin las debidas garantías

Publicado por o día 27/01/2015 na sección de Sindicatos,UFP

La UFP denuncia que en Febrero se realizarán mediciones de Gas Radón en Vigo sin las debidas garantías

– La UFP lleva solicitando por escrito mediciones en los bajos de la Comisaría de Vigo desde el 4 de Abril de 2014.

– No se nos ha informado del instrumento de medida que se va a utilizar ni de la duración de las medidas.

– Desconocemos si los técnicos que realizan las medidas tienen la necesaria formación para realizar las mismas.

– Cualquier medición de tiempo inferior  a más de 3 días no es fiable.

– La recomendación de los Organismos Oficiales es de que las medidas de Gas Radón se deben realizar por un período de tres meses.

La Unión Federal de Policía ha tenido conocimiento que después de meses y meses pidiendo a todos los organismos competentes y justo cuando ya se cumplían los tiempos para presentar la correspondiente denuncia que ya teníamos preparada para interponer en los Juzgados de lo Social de Vigo, se nos comunica que del 3 al 5 de Febrero la Dirección, creemos que para evitar la denuncia, realizará una inspección de la Comisaría de Vigo de calidad medioambiental y Gas Radón.

El 4 de Abril la UFP, registró un escrito a la Jefatura informando de problemas en la calidad del aire y síntomas por parte de algunos funcionarios de malestar general que podrían deberse a emanaciones de gases como el gas radón, ya que los bajos de la Comisaría donde se encuentra calabozos e Inspección de Guardia no hay ningún tipo de ventilación natural y la artificial que hay que ha sido reformada recientemente en la zona de calabozos, incomprensiblemente recoge el aire del interior en vez del aire limpio del exterior.

El 14 de Mayo los delegados de Prevención de la UFP, realizaron una inspección en la Comisaría de Vigo constatando los malos olores y el ambiente cargado y malestar de los funcionarios, el 28 de mayo se registró escrito sobre la materia a la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales y a la Inspección de Personal y Servicios de la Seguridad, solicitando mediciones.

El 11 de Junio se nos contesta que ya se hicieron inspecciones hace un año (no mediciones de radón) y que la solución es que se ventilara el lugar, lo puntera en esta materia y se nos comunicó que ellos disponían de medios y técnicos especializados para la medición e interpretación de las medidas de estos gases, preguntamos precios y la referida revisión salía alrededor de ochenta euros más IVA para un periodos de 3 meses, con estos datos la UFP dirige escrito el 20 de Junio a la Subdirección de Recursos Humanos solicitando permiso para realizar las medidas y que dichas medidas serían sufragadas íntegramente por la UFP, para que a la dirección no tuviera que pagarse nos contesta el 24 de Junio, diciéndonos que lo harían ellos y que se estaban realizando las actuaciones necesarias para la compra de un aparato de medida. Pasan los meses y el 2 de Diciembre la UFP reitera la denuncia y vuelve a solicitar la inspección con la clara intención de cumplir los plazos legales para la interposición de la correspondiente denuncia, la cual debido a la Normativa en Riesgos Laborales de la Policía es un verdadero laberinto de dificultades para presentarla.

 Ahora nos encontramos con el anuncio de esta visita, donde se van a presentar con un aparato de medida que desconocemos, puesto que dependiendo de zonas húmedas o secas las mediciones y resultados con un determinado tipo de medidor pueden ser válidas o no, desconocemos la duración de las medidas y en vista de los días que va a ser no superior a tres, la calidad de las medidas es muy baja. Así mismo recelamos que el mismo órgano que nos ha puesto tantos problemas para hacer las medidas las haga y no sea un órgano independiente y con experiencia como la Universidad de Santiago de reconocido prestigio quién realice las medidas.

Queremos recordar que el gas Radón es un asesino silencioso, al tratarse de un gas radiactivo muy presente en el suelo granítico de Galicia y que produce entre otros cáncer de pulmón y esófago tras una repetida exposición al mismo.

Pero los problemas no finalizan ahí, las instalaciones de la Comisaría de Vigo, con su climatización inteligente millonaria son un desastre desde su inauguración. Dependiendo de la zona de la Comisaría tenemos diferentes climas, como el polar en los vestuarios o el  de ola de calor tropical en sitios como en la sala del 091, que llevan a convertir las instalaciones de la Comisaría en insoportables para los Policías y Ciudadanos que se encuentran en ella muchas veces.

PRENSA UFP PONTEVEDRA