La Unión Federal de Policía denuncia ante la Fiscalía y la Xunta de Galicia las decisiones arbitrarias y de vendetta del Jefe de la Unidad Adscrita del CNP a la Xunta de Galicia en Vigo

La gota que ha colmado el vaso ha sido la denegación de permiso a un funcionario, representante sindical, al cual su hija iba a ser intervenida quirúrgicamente. La denegación se produce mediante llamada telefónica.
Publicado por o día 11/03/2020 na sección de Galicia,Sindicatos,UFP,Vigo

La Unión Federal de Policía denuncia ante la Fiscalía y la Xunta de Galicia las decisiones arbitrarias y de vendetta del Jefe de la Unidad Adscrita del CNP a la Xunta de Galicia en Vigo

La Unión Federal de Policía después de intentarlo por todos los cauces ordinarios a su alcance y obtener un nulo resultado se ha visto en la obligación de denunciar ante la Fiscalía y ante la Xunta una situación que consideramos inaceptable y contraria a derecho. La persecución y caza de brujas que se está realizando contra unos policías por haber testificado a favor de una compañera
contra el Jefe de la Unidad, no se puede tolerar ni un solo minuto en una Institución Pública y mucho menos policial.

Lamentamos profundamente que los superiores, tanto policiales como políticos, no hayan movido un dedo; cuando tienen una especial obligación de impedir este tipo de situaciones y no descartamos que también puedan tener responsabilidades de otro tipo, a las que llegado el momento también pediremos.

Los agentes afectados por dicha situación, que ejercen cargos sindicales, en su día comparecieron en calidad de testigos en sede judicial al ser citados por una compañera, la cual denunció al referido Jefe de la Unidad en el seno de un procedimiento por un presunto delito de Acoso Laboral. Que resultó archivado definitivamente. Pues bien, la situación de acoso y la campaña de desprestigio y ataques contra determinados efectivos de la comisaría, “casualmente” pertenecientes a un grupo sindical y que en su día cumpliendo con su obligación intervinieron cuando fueron citados en un procedimiento judicial incoado frente al superior, vician de una forma alarmante el ambiente de trabajo, provocando situaciones que merecen todo reproche y merecedores de investigación, ante el comportamiento arbitrario de esta persona de la que es plenamente conocedora la Dirección General de Policía por haber sido ya puesto en su conocimiento en innumerables ocasiones sin que conste que se hayan adoptado medidas al respecto.

Especial reproche merece la actuación del superior cuando habiendo solicitado uno de los efectivos mediante la minuta preceptiva DIAS DE ASUNTOS FAMILIARES por intervención quirúrgica a la que iba a ser sometida una hija menor de edad, con ingreso, anestesia y hospitalización con posterior reposo domiciliario, este permiso le fue denegado mediante LLAMADA TELEFONICA.

Previamente ya le había sido denegado otro permiso por asuntos familiares por intervención quirúrgica maxilofacial a otro hijo también menor de edad.

Y anteriormente con motivo del ingreso hospitalario de su madre por una grave enfermedad que motivó que unos meses después falleciera, no resultó válido el Justificante médico aportado y se le siguió reclamando otro que justificara la grave enfermedad de la madre. Situaciones que establecen un agravio comparativo con otros efectivos con los cuales no hay ese nivel de exigencia, resultando que sólo se da ese comportamiento arbitrario frente a agentes concretos en un afán de perjudicarlos con abuso de superioridad.

Resultarían vulnerados los derechos de varios efectivos policiales de la Comisaría de la Policía Autonómica por la actuación arbitraria y abuso de superioridad del Jefe de la Unidad. Vulnerándose los derechos que ostentan los mismos, negándose peticiones arbitrariamente y sin aval jurídico, y atentando incluso contra los derechos de los menores que se verían en situación de indefensión al no permitírsele a su progenitor disfrutar del correspondiente permiso en aras del interés de aquellos, cuando el permiso ha sido solicitado cumpliendo los requisitos de tiempo y forma previstos legalmente.

Hecho que resulta doblemente reprochable cuando precisamente esta Unidad adscrita a la Xunta de Galicia tiene competencias en materia de Menores.

Comentar noticia

Your email address will not be published.