La Xunta activa a pleno rendimiento los medios aéreos y el Plan operativo contra los fuegos en la provincia de Pontevedra ante la llegada de la época de alto riesgo

El delegado territorial, Luis López, informó de la puesta en marcha de las medidas anti-incendios en una visita a la base helitransportada de O Campiño, que ya cuenta con medio centenar de efectivos
Publicado por o día 01/07/2022 na sección de Galicia,Agricultura e Gandería,Pontevedra,Xunta de Galicia

La Xunta activa a pleno rendimiento los medios aéreos y el Plan operativo contra los fuegos en la provincia de Pontevedra ante la llegada de la época de alto riesgo

La Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Medio Rural, activó hoy a pleno rendimiento el plan operativo contra los fuegos forestales, incluyendo los medios aéreos, con la llegada este 1 de julio de la época de alto riesgo de incendios, que se prolongará al menos durante tres meses.

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, acompañado por el jefe territorial del Medio Rural, Antonio Crespo, y por el responsable provincial de la lucha contra el fuego, Manuel Francisco, informó esta mañana de la puesta en marcha de estas medidas en la provincia de Pontevedra en una visita a la base helitransportada de O Campiño, en el Ayuntamiento de Pontevedra.

“Desde la Xunta de Galicia ponemos todo de nuestra parte para proteger a los gallegos, a sus bienes y a nuestro monte frente los fuegos forestales y, a los 1.200 efectivos y cien vehículos que desplegaremos por toda la provincia este verano y al operativo policial transversal, añadimos este servicio aéreo, que cuenta con un alto grado de especialización, como muchas de las medidas que implementamos en Galicia para luchar contra los incendios”, destacó el representante autonómico.

La base aérea de O Campiño es una de las tres que hay en la provincia, junto con las de Queimadelos, en Mondariz, y la de Silleda, y todas ellas dan cobertura a todo el territorio complementando la actuación de las brigadas forestales en tierra con un sistema de descarga de agua que puede llegar a arrojar hasta 1.300 litros por turno en las zonas afectadas por las lapas.

El recinto de O Campiño, que está a punto de cumplir 24 años en funcionamiento, cuenta con un helicóptero de última generación con capacidad para doce operativos de extinción y con casi medio ciento de efectivos. Entre ellos figuran tres agentes, una unidad terrestre de bomberos forestales, dos motobombas con seis conductores, dos brigadas de bomberos forestales helitransportados conformadas por 25 profesionales y los tres tripulantes del helicóptero.

Este servicio suele actuar cada año en un promedio de 170 incendios, principalmente en la provincia pero ejerciendo en ocasiones de apoyo la otras zonas de la comunidad, con 211 horas de extinción y unas diez descargas por fuego.

Además de estos medios aéreos y del despliegue de las policías Autonómica y Nacional, de la Guardia Civil y del Ejército por toda la provincia, el operativo anti-incendios de la Xunta de Galicia para este verano en Pontevedra se completa con 1.188 efectivos, 98 vehículos, diez puntos de vigilancia fija, 1.180 puntos de recogida de agua, 26 cámaras de videocontrol en las 13 localizaciones más conflictivas y estratégicas y casi 5 millones de euros ya invertidos en acciones de prevención tradicionales, como cortalumes, cortafuegos, pistas forestales o fajas secundarias, entre otras.

Comentar noticia

Your email address will not be published.