La Xunta anima al sector de la construcción a ser un motor de la recuperación económica y aprovechar los 360 M€ que se prevén movilizar gracias a la rehabilitación de viviendas

El Gobierno gallego incidirá en la mejora de la eficiencia de los inmuebles residenciales con el reto de actuar sobre 11.500 hogares y reducir en hasta 65.000 Tn anuales sus emisiones

La Xunta de Galicia aprovechará la oportunidad que ofrecen los fondos europeos en materia de vivienda para reforzar su apuesta por la rehabilitación residencial y, en especial, por la mejora de la eficiencia energética de viviendas y edificios, un objetivo que movilizará en los próximos años 360 millones de euros y para lo cual aspira a contar con la colaboración del sector gallego de la construcción, pieza clave para garantizar la recuperación económica de la Comunidad.

Esta fue el mensaje que le trasladó esta mañana a conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, a los miembros de la directiva de la Federación Gallega de la Construcción (FGC), uno de los colectivos convocados en el marco de la ronda de reuniones que mantiene estos días para presentar las cuentas de su departamento para 2022.

En este sentido, la responsable autonómica explicó que las líneas de ayudas propias de la Xunta en esta materia se verán reforzadas por los siete nuevos programas financiados con fondos europeos, que se convocarán en 2022 con carácter plurianual y una dotación de 117 millones de euros, en el caso de Galicia.

Tras recordar su reciente viaje a Copenhague, invitada por la Embajada danesa y en la que pudo conocer modelos de construcción sostenible y varios ejemplos de rehabilitación, la conselleira aseguró que gracias a los fondos europeos, Galicia podrá reducir entre 40.000 y 65.000 Tn anuales las emisiones de CO2 vinculadas al sector residencial.

Así, explicó que los 117 millones que gestionará la Xunta en los próximos años permitirán intervenir energéticamente sobre 11.500 viviendas, haciéndolas más sostenibles y consiguiendo un ahorro aproximado de 5,6 Tn anuales de CO2 por cada inmueble, lo que contribuirá también al objetivo de reducir en un 55% las emisiones contaminantes de Galicia hasta el año 2030.

Según indicó, el esfuerzo presupuestario “sin precedentes” que hará la Xunta el año que viene en materia de rehabilitación residencial y, más concretamente, en eficiencia energética permitirá movilizar en los próximos años una inversión de alrededor de 360 millones que beneficiará a unas 16.000 familias y generará 17.000 puestos de trabajo.

Por eso, consideró que las empresas gallegas de construcción deben aprovechar las “oportunidades” que se están abriendo en el campo de la rehabilitación residencial, máxime cuando el sector atraviesa un momento “complejo”, marcado por la escasez de materias primas, los problemas relacionados con el suministro de materiales o el aumento de los precios del transporte y de la energía.

Galicia, pionera en las medidas de apoyo al sector

La conselleira también incidió en que la Xunta es consciente de la situación de las constructoras, un sector del que depende el 7% del PIB gallego, por lo que garantizó su apoyo para que siga siendo “un importante motor” en la recuperación social y económica de la Comunidad. Así, recordó que Galicia es “pionera” en España en la aplicación de medidas normativas orientadas a blindar las obras públicas y proteger el empleo que depende de este sector, tal y como le avanzó hace los días a la FGC el presidente de la Xunta.

En este sentido, explicó que ante la falta de materiales y mismo de mano de obra también su departamento acaba de ampliar los plazos de ejecución y justificación de varias órdenes de ayudas, entre ellas, a las del programa de obras de conservación, seguridad y accesibilidad en edificios y viviendas.

Asimismo, Vazquez Mejuto les confirmó que el próximo año su departamento volverá a ofrecer bonificaciones de hasta el 50% en el precio de venta del suelo industrial de la Xunta, unos incentivos que mantiene de forma ininterrumpida desde el año 2015.

Por último, entre las medidas de apoyo al tejido empresarial y concretamente al sector de la construcción, se refirió también a la Ley de áreas empresariales —en información pública y que blindará la planificación de suelo en la Comunidad— y a la primera Ley de arquitectura de Galicia —autorizada por el Consello da Xunta el pasado 11 de noviembre—.

Por su parte, el presidente de la FGC, Diego Vázquez, reconoció que el sector pasa por un momento marcado por “problemas de primera orden” relacionados con los precios de los materiales y el desabastecimiento, uno de los “grandes retos”, dijo, que habrá que resolver. “En todo caso, mostramos nuestro firme compromiso de informar a nuestros asociados de todas las líneas de ayudas existentes y de contribuir a la ejecución de los fondos europeos. Galicia va a demostrar la potencialidad que tiene su sector de la construcción”, declaró.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario