La Xunta anuncia la salida al mercado de la IXP Pan Galego con las primeras piezas disponibles en un total de 44 establecimientos de la comunidad a partir de la próxima semana

El acto oficial para comunicar el inicio de las ventas de esta indicación geográfica protegida tendrá lugar el próximo 9 de marzo en el molino de Cuíña de Lalín y podrá seguirse por streaming a través del canal de Youtube de la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria
Publicado por o día 02/03/2022 na sección de Agricultura e Gandería,Galicia,Santiago,Xunta de Galicia

La Xunta anuncia la salida al mercado de la IXP Pan Galego con las primeras piezas disponibles en un total de 44 establecimientos de la comunidad a partir de la próxima semana

La Xunta anuncia que el próximo miércoles 9 de marzo comenzarán a venderse las primeras piezas bajo la indicación geográfica protegida (IXP) Pan Galego en un total de 44 establecimientos de 14 panaderías, repartidos por toda la comunidad. El acto central de esta salida oficial al mercado tendrá lugar ese mismo día en el molino de Cuíña de Lalín, uno de los inscritos en los registros de la IXP, y podrá seguirse también por streaming a través del canal de Youtube de la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria.
La jornada estará presidida por el director de la Agencia, José Luis Cabarcos, que intervendrá asimismo en una mesa redonda en la que también participarán Miguel Calvo, de la Asociación de Productores de Cereal Galego (Procegal), Luis Urquijo, del Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo, y Ángeles Romero, de la Cátedra del Pan de la Universidad de Santiago de Compostela. El objetivo final es poner en valor la IXP que persigue proteger el pan de trigo elaborado de manera tradicional en Galicia.
En esa línea, cabe señalar que las 14 panaderías inscritas que podrán comercializar el producto en un total de 44 puntos de venta desde el próximo 9 de marzo superaron todos los controles previos, garantía del cumplimiento de los requisitos establecidos en el pliego de condiciones para la elaboración de Pan Galego. Así, distribuirán el producto envasado e identificado con una etiqueta numerada en la que figurará el logotipo de la indicación geográfica protegida, asegurando su trazabilidad en todo momento.
En concreto, las panaderías autorizadas están emplazadas en las localidades coruñesas de Carral, Oleiros, Curtis, Cerceda, Mesía y Coristanco, así como en la ciudad de Lugo y en el ayuntamiento lucense de Palas de Rei. En la provincia de Pontevedra, se localizan en Vigo y en los municipios de Vilanova de Arousa y A Estrada, mientras en Ourense se encuentran en Allariz y en San Cristovo de Cea.
Con todo, hace falta añadir que en la actualidad se siguen tramitando más solicitudes recibidas para inscribirse en el registro del Consejo Regulador, por lo que en breve aumentará el número de panaderías y puntos de venta autorizados a distribuir Pan Galego con todas las garantías para los consumidores. Asimismo, se mantiene abierto el plazo para que se registren en la IXP tanto los productores de trigo autóctono, como los molinos y panaderías interesados en acogerse a este nuevo sello de calidad.

Pan Galego

La calidad diferencial del producto amparado bajo a IXP Pan Galego se debe a su origen, a las características de sus ingredientes y a su forma de elaboración, requisitos todos ellos recogidos en el pliego de condiciones de la IXP aprobado por la Unión Europea. En lo que respecta a los ingredientes, debe emplearse harina de trigo de la que, como mínimo, el 25% procederá de trigos de variedades autóctonas de Galicia entre las que destacan el callobre y el caveiro (“trigo país”). También agua, masa madre (llamada -asimismo- formento, requento o lévedo), sal común y, opcionalmente, lévedo biológico.
El Pan Galego puede presentarse con cuatro formatos diferentes: bollo o fogaza, roscón, bollo o tarta y barra. El sabor intenso a trigo con un punto ligeramente ácido y muy aromático, así como su corteza crujiente y el pedazo de textura esponjosa y alveolado abundante, son solo algunos de las señales de identidad de este producto tan característico de la cultura gastronómica gallega.
El consumidor podrá comprar Pan Galego en los puntos de venta registrados en la indicación geográfica. Mientras las piezas inferiores a 1.500 gramos serán expedidas, envasadas y etiquetadas en piezas enteras, en formatos superiores se permitirá el corte en la propia panadería, siempre que se haga en presencia del cliente. Eso sí, antes de su fraccionamiento, la pieza deberá estar correctamente identificada. Además incluirá el logotipo de la IXP y el número de serie específico en su correspondiente etiqueta.

Comentar noticia

Your email address will not be published.