La Xunta apuesta por la gestión sostenible de la actividad agroganadera en toda Galicia y en A Limia en particular

José González explicó que si Galicia no tiene declaradas zonas vulnerables por contaminación por nitratos es debido a que previamente es necesaria la declaración de masas de agua afectadas, que en el caso de A Limia es competencia estatal
Publicado por o día 23/02/2022 na sección de Galicia,Agricultura e Gandería,Santiago,Xunta de Galicia

La Xunta apuesta por la gestión sostenible de la actividad agroganadera en toda Galicia y en A Limia en particular

La Xunta apuesta por la gestión sostenible de la actividad agroganadera en toda Galicia y en particular en la comarca ourensana de A Limia. Así lo defendió hoy el conselleiro del Medio Rural, José González, en respuesta a una interpelación en el pleno del Parlamento sobre esta materia. El titular de Medio Rural explicó que si Galicia no tiene declaradas zonas vulnerables por contaminación por nitratos es debido a que previamente es necesaria la declaración de masas de agua afectadas, que en el caso de A Limia corresponde al organismo de cuenca adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica y al Reto Demográfico. Es decir, la competencia es estatal, remarcó.

En todo caso, añadió el conselleiro, la Xunta está preparada para cumplir cualquier deber y requisito de sostenibilidad en cuanto a la gestión de las defecaciones ganaderas. Y recordó las diferentes actuaciones impulsadas por el Gobierno gallego en este sentido. Así, trasladó la puesta en marcha de la Mesa de A Limia y del Plan Estratégico para esta comarca en el que, destacó, “llevamos trabajando a destajo para poner en valor a producción agropecuaria bajo un enfoque verdaderamente sostenible”.

Minimizar el impacto ambiental

En este sentido, José González recordó también la constitución de la comisión interdepartamental conformada en el pasado mes de junio por representantes de las administraciones central y autonómica, con el fin de buscar soluciones que minimicen el impacto ambiental de la actividad agroganadera en la comarca. En esta línea, el conselleiro señaló que se consiguió un consenso sobre los cambios legislativos necesarios y se establecieron medidas concretas, dentro del dicho Plan estratégico.

Entre estas iniciativas, el conselleiro mencionó la potenciación de la ganadería en extensivo a través del incremento de la base territorial de las explotaciones por medio de la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia. También, los avances en el Plan de pastos, que también incide en ese aumento de la base territorial y, por lo tanto, en una optimización de la gestión de las granjas. Otra actuación, en el ámbito normativo, se centra en el proyecto de ley del sistema integrado para la gestión de defecaciones ganaderas que, advirtió González, “estaría resuelto de haber adelantado el gobierno central su Real Decreto por lo que se establecen normas para la nutrición sostenible en los suelos agrarios, por lo que seguimos esperando”, remarcó.

Mientras tanto, indicó González, la Xunta diseñó un proyecto “muy serio” para la gestión conjunta de los purines de esta comarca y de Galicia en general. Un proyecto presentado a los fondos Next Generation y respecto del que -lamentó- “aún no tenemos ninguna respuesta por parte del gobierno central”. En este sentido, el conselleiro advirtió que el pasado lunes, en el Consejo consultivo, le trasladó al ministro que la principal necesidad de los ganaderos gallegos, además de hacer frente a la prohibición de la venta a pérdidas, es resolver la problemática de la gestión de los purines. Pero afeó al gobierno central que ni sus convocatorias de ayudas ni el Perte agroalimentario “afronten soluciones para esta cuestión, que era uno de los asuntos esenciales que deberían resolver los fondos Next Generation”.

Además, José González defendió la necesidad de afrontar, en el ámbito concreto de A Limia, “importantes inversiones” que favorezcan la importantísima actividad agroganadera en esta comarca y que se puedan desarrollar con la menor afectación ambiental. Unas inversiones que -destacó- se han demandado por parte de la Consellería de Medio Rural al Gobierno central y que “esperamos que sean respetados y que el Ministerio de Agricultura cumpla con sus compromisos”.

Modernización del regadío, canales y caminos

En esta línea, el conselleiro se refirió en primer lugar a la modernización del regadío de A Limia, que supondrá una inversión de 15,9 millones de euros por parte del Estado. Una inversión que, según advirtió el conselleiro, Galicia tuvo que demandar después de un primero reparto de fondos que “no dejaba ni un euro en Galicia ni en el resto de la Cornisa cantábrica”.

Además, González destacó que la Xunta tiene presupuestados cuatro millones de euros en este 2022 para los pozos de ese regadío. Lamentó que la Consellería tenga todos los permisos para iniciar estas obras, pero que faltan las correspondientes concesiones por parte de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil.

En este mismo sentido, el conselleiro destacó que fue quien de convencer al Gobierno central de la necesidad de una inversión adicional en el que se refiere a la limpieza de los canales y de los caminos paralelos, con una inversión que supondrá otros 16 millones de euros y mostró su disposición a estar “vigilantes” para garantizar el cumplimiento por parte del Ministerio del compromiso asumido en este ámbito. En resumen, José González, valoró los 36 millones de euros de inversión para potenciar de forma sostenible el sector agrario de la comarca.

Además, en su intervención delante del pleno de la Cámara el conselleiro agradeció la voluntad de todos los agentes de la comarca, así como de los agricultores y ganaderos, para avanzar en la sostenibilidad de sus explotaciones y mostró su orgullo por la importante producción agraria de A Limia.

Además, José González destacó que el bipartito autorizó más explotaciones en A Limia, en un menor período de tiempo y con una mayor carga ganadera. De hecho, señaló, el gobierno de coalición dio luz verde a 107 granjas en A Limia en tan sólo cuatro años, frente a las 182 explotaciones autorizadas por la actual Xunta en un período de 12 años. Esto supone, remarcó, que el bipartito aprobó de promedio 27 explotaciones anuales en la comarca, frente a las 15 aprobadas por el actual Gobierno gallego.

Comentar noticia

Your email address will not be published.