La Xunta colabora con la mejora de instalaciones vecinales de uso social y para el abastecimiento de agua en Ponte Caldelas

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, visitó las obras realizadas al amparo del Plan específico de acción comunitaria
Publicado por o día 12/12/2022 na sección de Pontevedra,Sucesos

La Xunta colabora con la mejora de instalaciones vecinales de uso social y para el abastecimiento de agua en Ponte Caldelas

Ponte Caldelas (Pontevedra), 12 de diciembre de 2022  El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, visitó hoy en Ponte Caldelas distintas obras realizadas por colectivos locales con el apoyo de la Xunta en el marco del Plan específico de acción comunitaria. Al amparo de esta línea de ayudas, la asociación de vecinos Chan de la Rotea recibió cerca de 15.000 euros para rehabilitar la casa del pueblo de Baltar, y las comunidades de usuarios de aguas de la Roca y Forzáns, 15.630 y 12.000 euros respectivamente para la mejora de las infraestructuras de abastecimiento.

Así, la asociación vecinal ejecutó obras para mejorar la accesibilidad de las personas con problemas de movilidad y se reformó la cubierta para corregir problemas de humedad. También se cambió la iluminación y el sistema eléctrico a favor de una mayor eficiencia energética, y se pintó tanto el exterior como el interior de las instalaciones.

La actuación se completó con la adquisición de equipación para mayor confort de las personas usuarias, con una estufa de pellets, y para apoyo de las actividades desarrolladas por la entidad, con un sistema audiovisual compuesto por proyector y megafonía. Se trata de un local sociocultural en el que se da cita toda la actividad asociativa del barrio de Baltar y centro neurálgico dinamizador de la población rural de Ponte Caldelas.

Mejora del abastecimiento comunal

Por su parte, la comunidad de usuarios de aguas de la Roca, en la parroquia de Colmillo, destinaron 15.630 al forrado del depósito de abastecimiento para evitar las pérdidas y mejorar la calidad de agua. También se reformó el stand para albergar equipos de potabilización y nuevas tomas de salida a favor de una mejor circulación del líquido, además de instalar un sistema de control de calidad en el depósito y en la red para actuar de manera ágil ante cualquier incidente.

La mayores se dispuso de dos tapas de acero en el depósito para evitar contaminaciones y de chimeneas de ventilación para aireación. Como complemento se adquirió una motosierra y llave de cadena para el corte de los árboles próximos a los manantiales, una desbrozadora y una hidrolimpiadora para la limpieza de los entornos, entre otra equipación. Esta comunidad abastece 43 viviendas.

Cuanto a la comunidad de usuarios de aguas de Forzáns, que abastece 21 viviendas, invirtió los 12.000 euros de la aportación en la reparación de un manantial para garantizar el suministro de agua, y en la instalación de un sistema de desinfección con un panel solar para su funcionamiento, así como de un sistema de control de calidad. Por otra parte se limpió el conjunto del depósito y se reparó el distribuidor, de las ventanas y de las tapas para evitar contaminaciones.

Compromiso con el asociacionismo local

El delegado territorial destacó la buena acogida del Plan específico de acción comunitaria entre el asociacionismo local, que llevó la Xunta a incrementar un 20% el presupuesto este año, hasta los 3 M€. “La relevancia de este programa y la excelente respuesta que genera entre los colectivos destinatarios, asociaciones de vecinos, comunidades de usuarios de aguas y organizaciones de mujeres rurales, hace que nos presupuestos de 2023 se consolide ese incremento y se mantengan los tres millones de euros”, apuntó.

Segundo señaló, la provincia de Pontevedra concentró este año la mayoría de las ayudas concedidas, con un importe que sumó 1,8 M€ para 139 entidades. Las comunidades de usuarios de aguas fueron las que recibieron la mayor cuantía, 1,3 M€, que se distribuyó entre 104 entidades. La mayores, 34 asociaciones de vecinos dispusieron de 489.147 euros y una de mujeres rurales, de 8.892 euros.

Luis López elogió la labor desarrollada por el asociacionismo local a favor del bienestar del vecindario, especialmente en los ayuntamientos menos poblados. “Son instrumentos clave para la participación ciudadana y de intermediación con las administraciones, además de ofrecer servicios y actividades fundamentales para la calidad de vida de las familias y de personas de todas las edades”, apuntaron. Desde su puesta en marcha en 2016, el Plan específico de acción comunitaria sumó una inversión de 16 millones de euros con los que se apoyaron más de 1.300 proyectos en toda Galicia.

Comentar noticia

Your email address will not be published.