La Xunta colaborará con el ayuntamiento de Leiro para mejorar el abastecimiento de varios núcleos del municipio con el fin de paliar los problemas de arsénico y asegurar la calidad del agua

La titular de Infraestructura traslada el apoyo de la Xunta al Ayuntamiento en el desarrollo de sus competencias municipales, que se traducirá en la redacción del proyecto constructivo para la mejora del abastecimiento en los núcleos de Serantes, Sa y Paredes
Publicado por o día 07/02/2022 na sección de Galicia,Santiago,Sucesos,Xunta de Galicia

La Xunta colaborará con el ayuntamiento de Leiro para mejorar el abastecimiento de varios núcleos del municipio con el fin de paliar los problemas de arsénico y asegurar la calidad del agua

La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, mantuvo una reunión con el alcalde de Leiro, Francisco José Fernández, en la que le trasladó la voluntad de la Xunta de colaborar en la mejora del abastecimiento de varios núcleos del municipio con el fin de paliar los problemas de arsénico y asegurar la calidad del agua.

Durante el encuentro celebrado en Santiago, Vázquez Mourelle le confirmó al regidor que Augas de Galicia atenderá la solicitud municipal para desarrollar, a nivel constructivo, las actuaciones necesarias para solucionar los problemas que genera el arsénico en el agua y asegurar la calidad del abastecimiento los vecinos de estos núcleos de la parroquia de San Tomé de Serantes.

La Xunta apoyará así al Ayuntamiento en el desarrollo de sus competencias municipales, redactando el proyecto constructivo de cara a la mejora del sistema de abastecimiento en los núcleos de Serantes, de Sa y de Paredes desde el depósito municipal de Lebosende.

Mejora de la iluminación del puente Esperela

En la reunión, la conselleira y el alcalde también abordaron la evolución de los trabajos del proyecto de iluminación del puente Esperela sobre el río Avia, situada en el punto kilométrico 3+280, en la carretera de titularidad autonómica OU-209, a su paso por el municipio. La Xunta contrató la redacción de este proyecto por algo más de 18.000 euros.

Vázquez Mourelle le informó de los avances en los trabajos de análisis y valoración de la situación actual del puente, así como de su valor como elemento en el entorno para el diseño de las distintas actuaciones de iluminación.

Según confirmó la titular de Infraestructuras, la previsión de la Xunta es licitar las obras este año, en el marco del nuevo programa que el Gobierno gallego está impulsando la puesta en valor y mejora de la iluminación de puentes, con el que también va a actuar en el puente del Pedrido, sobre la ría de Betanzos, o en Ponte Sampaio, en el ayuntamiento de Soutomaior.

Hace falta recordar que el puente Esperela tiene 180 metros de longitud, un ancho de 6 metros en los estribos y 4,8 metros en los arcos. Está construida enteramente con perpiaños de granito, consta de cinco arcos rebajados y cuatro tallamares. La calzada tiene una rasante plana y los pretiles son de cantería maciza. Las luces de los arcos son de 15 metros y los pilares tienen 2 metros de ancho.

La conselleira concretó que el proyecto que se está redactando evaluará las diferentes alternativas de iluminación: tablero, petril, dovelas y laterales, intradós o pilas, primando, en todo momento, la integración paisajística del puente en el entorno.

Esta nueva intervención del departamento que dirige Ethel Vázquez dará continuidad a los trabajos de acondicionamiento ya realizados por la Xunta en el puente en 2020, dirigidos a favorecer su conservación y a la mejora de su imagen. La actuación supuso una inversión autonómica de cerca de 30.000 euros.

Comentar noticia

Your email address will not be published.