La Xunta destaca que Galicia cuenta con un de los mejores sistemas de control de la calidad del aire del país gracias a su apuesta por la mejora continua de la red de estaciones

La actual red autonómica está integrada por 47 instalaciones de medición y vigilancia, de titularidad pública y privada, que ayudan a prevenir y reducir los posibles efectos de las sustancias contaminantes sobre la salud, el medio ambiente y el entorno

La directora xeral de Enerxías Renovables e Cambio Climático, Paula Uría, puso en valor esta mañana la Red de calidad del aire de Galicia, impulsada con el fin de verificar que se cumplan los objetivos de la normativa vigente en este ámbito y consolidada cómo una de las mejores y más completas de todo el país gracias a un proceso constante de renovación, ampliación y optimización.

Tras recordar que en la actualidad este sistema consta de 47 estaciones repartidas por toda Galicia, la responsable autonómica se refirió a modo de ejemplo a la reciente incorporación del punto de control y medición de la calidad del aire de A Cabana, localizado en el ayuntamiento de Ferrol y propiedad de Endesa Generación SAU.

En este sentido, Paula Uría explicó que la empresa se ofreció a cederle a la Xunta gratuitamente esta estación, que evalúa desde el año 2008 los datos de la calidad del aire de Ferrolterra, considerado un asentamiento de gran valor, y permite mostrarlos en tiempo real a través de la página web de Meteogalicia.

Se trata de una estación de tipo industrial suburbana en el entorno de la ensenada de A Malata, situada en un entorno industrial, comercial y residencial a algo más de 30 kilómetros de la central térmica de As Pontes, que se encuentra en proceso de desmantelamiento. De este modo y con la cesión acordada entre ambas partes en el mes de marzo, se garantiza que la ciudad departamental y su área metropolitana sigan disponiendo de dos estaciones: una urbana de tráfico -Ferrol-Reina Sofía- y otra industrial -A Cabana-.

Cambios de cara a el año 2030

La legislación vigente en materia de calidad de aire busca evitar, prevenir y reducir los efectos nocivos de las sustancias contaminantes sobre la salud humana, el medio ambiente en su conjunto y otros bienes de distinta naturaleza.

Para verificar el cumplimiento de estos objetivos, establecer actuaciones de mejora y evaluar los resultados obtenidos, se creó la Red de calidad del aire de Galicia, integrada por una serie de estaciones, de titularidad pública y privada, con capacidad para medir la contaminación del aire en diferentes zonas y en aglomeraciones urbanas.

En este sentido, hace falta subrayar que la comunidad gallega mantiene desde hace años una buena calidad del aire. En todo caso y de cara a 2030, la Unión Europea y la Organización Mundial de la Salud (OMS) trabajan en la fijación de nuevos valores límite para evaluar la contaminación ambiental, valores con los que, segundo un reciente estudio de diagnosis llevado a cabo por la Xunta, Galicia seguiría manteniendo una calidad de aire ambiente buena.

Más concretamente, la noticia directiva europea en este ámbito establecerá, en línea y de acuerdo con las directrices *más recientes de la OMS, parámetros y objetivos más estrictos para varios elementos contaminantes, como el dióxido de nitrógeno, el dióxido de azufre, el ozono y las partículas *PM2.5 y *PM10.

Asimismo, la futura norma modificará aspectos tales cómo, por ejemplo, los parámetros a monitorizar; los requisitos para el control y la modelización de la calidad del aire para mejorar su gestión y las medidas de prevención y garantizar en mayor medida el cumplimiento de las normas; la cooperación entre los Estados miembros en materia de contaminación transfronteriza; o la elaboración de planes de calidad del aire.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario