La Xunta destina 48.000 euros a la humanización de la Plaza del núcleo de Laias, en el ayuntamiento de Cenlle

Gabriel Alén señaló que este tipo de actuaciones tienen la finalidad de mejorar las equipaciones y dotaciones de los pueblos y villas del rural, lo que permite aumentar la variedad y los niveles de servicios
Publicado por o día 09/06/2022 na sección de Galicia,Medio Ambiente,Ourense,Xunta de Galicia

La Xunta destina 48.000 euros a la humanización de la Plaza del núcleo de Laias, en el ayuntamiento de Cenlle

Acompañado por el alcalde de Cenlle, el delegado territorial de la Xunta en Ourense visitó hoy el núcleo de Laias para supervisar el final de las obras de humanización de la Plaza en las que la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda invirtió 48.000 euros.

Gabriel Alén subrayó que la meta de este tipo de actuaciones es mejorar las equipaciones y dotaciones de los pueblos y villas del rural con el fin de proporcionar una oferta de servicios acomodada a las necesidades del vecindario e incrementar el atractivo de los núcleos rurales gallegos.

El delegado territorial de la Xunta en Ourense también explicó que esta línea de subvenciones, impulsada por el Gobierno gallego, procura humanizar las villas gallegas y frenar la despoblación, potenciando para eso las infraestructuras y los servicios y mejorando el bienestar de su población.

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda trata, en el marco del Plan Hurbe, de dar respuesta a la necesidad de humanización de las villas y de incrementar el atractivo de los núcleos rurales como factor determinante del equilibrio territorial. El conjunto de villas dispersas por nuestra geografía articulan y centralizan la vida económica, social y cultural del territorio que se encuentra bajo su área de influencia. Constituyen verdaderos motores de dinamización social y económica al convertirse en puntos de localización de un importante número de servicios públicos y privados que acercan el modelo urbano a todo el territorio.

Las actuaciones están sujetas a las recomendaciones establecidas en la Guía de buenas prácticas en intervenciones en espacios públicos elaborada por el Instituto de Estudios del Territorio, en línea con el Plan estratégico del paisaje gallego que dirige la acción en este ámbito hasta el año 2024.

Hace falta subrayar que esta orden de subvenciones se enmarca en la apuesta de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda por mantener líneas de colaboración directa con los ayuntamientos para facilitarles la ejecución de proyectos en materia urbanística.

Antecedentes y obras ejecutadas

El núcleo de Laias poseía un pavimento en hormigón deteriorado con múltiples cortes y reposiciones. Se trata de una plaza de aproximadamente 190 metros cuadrados que sirve de encuentro de cuatro caminos. El ancho de la sección es variable e irregular, y cuenta con dos alcantarillas: un que recoge las aguas de la fuente existente en la zona norte de la plaza y otro en la zona sur para evitar las corrientes superficiales hacia el resto del núcleo.

Al inicio de las obras se procedió a la demolición de todos aquellos pavimentos que habían permitido generar el espacio necesario para el nuevo firme. A continuación, se llevó a cabo a excavación del terreno para alcanzar la cuota de extendido de saburra, la apertura, el refino y el planeo de la caja del pavimento y el corte de pavimento asfáltico, incluyendo también la carga y el transporte de estos materiales.

Posteriormente, se ejecutó el extendido y compactado de 20 centímetros de espesor de saburra artificial y la aplicación de pavimento de hormigón cepillado, de 15 centímetros de espesor y reforzado con malla.

También se instaló adoquín moreno en los sobreanchos de la plaza, de las calles adyacentes y en el perímetro exterior de las mismas, ejecutado sobre base de hormigón de 10 centímetros de espesor y solera de cemento de cuatro centímetros de grosor.

Para recoger las aguas de la plaza y evitar que circularan por la superficie cara el resto del núcleo, se colocó un tiburón prefabricado de 240×200 milímetros en el ancho de la calle sudoeste. También se repuso la alcantarilla existente que recoge las aguas sobrantes de la fuente.

La obra finalizó con la instalación de mobiliario urbano, que consiste en la colocación de bancos y cobrecontenedores con estructura de acero y forrado perimetral en madera.

Comentar noticia

Your email address will not be published.