La Xunta finaliza las obras de la nueva senda que conecta A Casilla, O Araño y Nurés (Rianxo) con una inversión de más de 500.000 €

Se ejecutó un itinerario por el margen derecho de la AC-305 con el objetivo de fomentar la movilidad sostenible y conseguir una merma del tráfico rodado motorizado entre los núcleos de Burés y A Casilla
Publicado por o día 25/03/2023 na sección de Santiago,Sucesos

La Xunta finaliza las obras de la nueva senda que conecta A Casilla, O Araño y Nurés (Rianxo) con una inversión de más de 500.000 €

La Consellería de Infraestructuras y Movilidad finalizó las obras de la nueva senda que conecta, a través de la carretera AC-305, A Casilla, O Araño y Burés, en el ayuntamiento de Rianxo.

Las actuaciones, que supusieron una inversión autonómica de más de 500.000 euros, favorecen el refuerzo de la seguridad viaria en la AC-305, beneficiando estas nuevas sendas peatonales a movilidad a pie de los vecinos de este municipio coruñés.
Se actuó en un entorno en la que había dos trechos de carretera que carecían de espacio para permitir un tránsito peatonal seguro y con viviendas en sus márgenes. Mediante estas obras, además de favorecer los desplazamientos seguros a pie, se garantiza un mejor acceso a las paradas de transporte público.
El itinerario se ejecutó por el margen derecha de la carretera, habilitando, en total, algo más de 1,3 km de senda. Tomando como referencia la línea del borde existente en esta vía, según las necesidades se amplió o se redujo el arcén para igualarla hasta los 50 centímetros en toda la actuación. A partir de ahí, se aumentó la plataforma hasta conseguir una senda de 2 metros de ancho, e incluso en algún trecho, dispone de rígola y borde de hormigón.
La nueva senda se desarrolló en dos tramos, para ofrecer continuidad a los desplazamientos peatonales. El primer tramo parte del núcleo de Burés, a continuación de la acera existente previamente, y finaliza en el lugar de Os Xens, donde conecta con la senda que ya había. Son, en total, unos 820 metros de nuevo itinerario. El segundo trecho, de 510 metros, comienza en Contrés y finaliza en A Casilla, dando continuidad a la senda que ya había.

El nuevo itinerario está ejecutado en hormigón armado y bajo él se dispuso una base de suelo seleccionado, incluyendo en la intervención a ejecución de colectores para recoger y dirigir las aguas pluviales.

Los trabajos se completaron con la instalación para las redes de telecomunicaciones y con la semilla de los taludes y desmontes, como medida de regeneración ambiental. Además, se colocaron baranda de protección de los peatones en distintas zonas y la señalización precisa.
Esta intervención de mejora de la seguridad viaria cuenta con financiación de los fondos React- UE de la Unión Europea.
Junto con estas obras, a departamento de Infraestructuras de la Xunta acometió una actuación adicional en el otro margen de esa misma carretera, con la ejecución de una senda en Burés, puesta a la disposición de los vecinos el pasado mes de octubre, que supuso una inversión de cerca de 50.000 euros.

El departamento que dirige Ethel Vázquez sigue impulsando la construcción de nuevas sendas con el objetivo de dotar a los vecinos de itinerarios que le permitan hacer sus desplazamientos cotidianas de manera más cómoda, segura, sostenible y saludable.