La Xunta finaliza las obras de renovación integral del firme y modernización del balizamiento de la carretera PO-212, Rodeiro-Agolada, en las que invirtió 1,1 M€

El delegado territorial, Luis López, supervisó esta tarde en el entorno del lugar de Adelán el resultado de esta actuación, orientada al refuerzo de la seguridad viaria y mejora de la movilidad, con los alcaldes Rubén Quintá y Luis Calvo
Publicado por o día 02/12/2021 na sección de Galicia,Sucesos,Xunta de Galicia

La Xunta finaliza las obras de renovación integral del firme y modernización del balizamiento de la carretera PO-212, Rodeiro-Agolada, en las que invirtió 1,1 M€

La Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Infraestructuras y Movilidad, ha finalizado las obras de renovación y reparación integral del firme y modernización del balizamiento y de la señalización de la carretera autonómica PO-212, entre los ayuntamientos de Rodeiro y Agolada, con un presupuesto de 1.110.769€.

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, supervisó esta tarde la conclusión de esta actuación en el entorno del lugar de Adelán junto a los alcaldes de Rodeiro y Agolada, Rubén Quintá y Luis Calvo, respectivamente.

El representante autonómico explicó que esta mejora “era muy necesaria, ya que la pavimentación se fue deteriorando por la carga de tráfico, el paso del tiempo y los efectos de la climatología y por eso desde la Xunta acometemos este proyecto y cumplimos con el objetivo de haberlo finalizado antes del invierno para otorgar más seguridad en la época del año con mayor adversidad climatológica y riesgo de siniestralidad”.

La actuación de refuerzo de firme se realizó a lo largo de los 15,6 kilómetros de esta carretera autonómica para mejorar su seguridad viaria, así como las condiciones de conducción y circulatorias, beneficiando a los casi 4.700 vecinos de ambos municipios que la emplean de manera habitual.

De este modo, se acometieron trabajos diferenciados, según el estado del firme en las diversas zonas, que incluyeron el fresado y la eliminación de cinco centímetros de la capa de rodadura -en aquellos puntos donde estaba más perjudicado y que sumaron 250.000 m2;- y su posterior reposición con más de 6.000 toneladas de mezcla bituminosa en caliente, previa aplicación de un riego de adherencia. Asimismo, en toda la vía se aplicó un microaglomerado en frío para minimizar el futuro desgaste de la capa de rodadura y favorecer la adherencia de los vehículos.

Paralelamente, la Xunta repuso todas las marcas viarias, como la señalización del eje central de la calzada y los bordes de la carretera, y colocó más de 1.500 elementos de balizamiento, con el formato de captafaros, para incrementar la visibilidad.

Hace falta señalar que también, en aras de la seguridad, se redujo ligeramente el ancho de los carriles centrales para establecer algunas zonas intermedias cebreadas en el marco de las actuaciones complementarias de modernización de la carretera.
Luis López, que recordó el cumplimiento del compromiso de finalizar las obras antes del invierno, destacó “el elevado grado de compromiso de la Xunta de Galicia con las infraestructuras, que están recibiendo unas fuertes inversiones en toda la provincia para mantenerlas en las mejores condiciones y que, en el caso del Deza, se plasman en esta conexión entre Rodeiro y Agolada para favorecer la comunicación entre dos ayuntamientos con una elevada relación y movilidad”.

Comentar noticia

Your email address will not be published.