La Xunta inicia este lunes trabajos de desbroce y limpieza en las márgenes de carreteras autonómicas de la provincia de Ourense, en los ayuntamientos de Padrenda y de Ribadavia

Las nuevas actuaciones se realizarán en la carretera O-801 y proseguirán en la O-310, en su recorrido por Verín o Vilardevós

La Xunta iniciará el lunes trabajos de desbroce y limpieza en las márgenes de las vías autonómicas de la provincia de Ourense, concretamente, en la O-801 a su paso por los ayuntamientos de Padrenda y de Ribadavia.

La próxima semana continuarán, además, en esa provincia las tareas de limpieza ya iniciadas en la carretera O-310, en su recorrido por Verín o Vilardevós.

Los trabajos también proseguirán en las vías autonómicas de la provincia de A Coruña: en la autovía AG-59, en Teo; y en la vía de altas prestaciones VG-1.3, a su paso por Oleiros, Cambre y Sada.

En la provincia de Lugo continuarán los trabajos en la vía de altas prestaciones CG-2.1, entre Monforte de Lemos y el alto do Faro; y en la carretera LU-152, que conecta Foz y Ferreira de Valadouro.

 En el caso de la provincia de Pontevedra se seguirá con las tareas de limpieza iniciadas en la PO-551, en Moaña; en la PO-504 a su paso por el municipio de Sanxenxo, donde se ejecutan trabajos de ajardinamiento en la rotonda de Vinquiño; y en las vías de altas prestaciones: VG-4.5, en Moaña y Cangas; y en la VG-4.7, en Carril y Baión.

Seguridad viaria

Estas intervenciones, impulsadas por la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, se enmarcan en el contrato con la empresa pública Seaga, con una inversión de más de 2,2 millones de euros, para el control de la biomasa de las márgenes de las carreteras autonómicas.

Las nuevas acciones de conservación en las vías de titularidad de la Xunta permitirán el desbroce mecánico de más de 2.600 kilómetros lineales y actuar en una superficie de más de 188.500 metros cuadrados de manera manual.

Como novedad, se prevé la reposición de 7.500 metros de vallado en vías de alta capacidad que se pueda dañar en las labores de despeje o desbroce. La reposición se realizará con vallado reforzado para aumentar la protección de la carretera frente a la entrada de animales.

Con este nuevo encargo, desde el año 2018 se llevan invertidos 8,3 M€ en las actuaciones de control de la biomasa en las márgenes de las carreteras autonómicas.

SIGUENOS EN TELEGRAM