La Xunta inicia la información pública del Plan rector del Xurés para compatibilizar los usos y la conservación de este parque natural en los próximos 10 años

Al igual que los planes rectores del parque natural de la Sierra de la Enciña da Lastra y del Invernadero se proponen un reajuste y modificación de las unidades de zonificación, con el fin de identificar de manera rápida e intuitiva las distintas zonas de protección

La Xunta inicia la tramitación del Plan Rector del Parque Natural Baixa Limia- Serra do Xurés, el último de los tres parques naturales que hay en la provincia de Ourense, que está llamado a ser la hoja de ruta con la que compatibilizar los usos y la conservación de este parque natural en la próxima década. El Diario Oficial de Galicia publica hoy el anuncio por lo que se somete a información pública y tras el acuerdo de la Xunta Rectora del parque del pasado 25 de noviembre.

La Xunta inició un proceso de actualización de los instrumentos de gestión de los parques de Galicia, por el que en el Xurés -que en la actualidad se regula por un Plan de ordenación de los recursos naturales- hace falta actualizarlo.

El objetivo es conservar la diversidad geológica y biológica en sus diferentes componentes (hábitats y especies) y los paisajes y aquellas de sus componentes que contribuyan a la conservación de la diversidad biológica, asegurando el mantenimiento de los procesos ecológicos esenciales de la dinámica de este espacio.

El del Xurés será el sexto instrumento de gestión que se aprueba, por lo que también introducirá aspecto similares a los Prux del Parque Nacional Islas Atlánticas (2018) o de Serra da Enciña da Lastra y do Invernadoiro, ambos aprobados en 2019, al reajustrar y modificar la denominación de las unidades de zonificación. Esta decisión responde al objetivo de buscar una unidad a la Red de Parques Naturales de Galicia y para facilitar la identificación de las distintas zonas de protección de manera rápida e intuitiva.

El plan rector también consta de un plan de actuación, organizado en cuatro programas, para conocer, mantener y mejorar los valores naturales y los componentes ecológicos valiosos del parque.

Así, en función de los objetivos, se establece un programa de conservación de la biodiversidad, el paisaje y el patrimonio cultural, un programa de investigación, seguimiento y evaluación, un programa de gestión del uso público y un cuarto de mejora de las infraestructuras, instalaciones y equipaciones.

Al mismo tiempo, también prevé un plan de emergencia -el primero que se elabora para este parque-, para optimizar la utilidad de los recursos técnicos y humanos, con el objetivo de controlar de forma rápida la evolución de una eventual emergencia y minimizar las consecuencias.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario