La Xunta inicia la información pública del proyecto de mejora de 37 paradas de autobús en el Salnés, en el que invertirá 745.000€

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, informó del inicio de esta tramitación en una visita a la carretera PO-531, a su paso por Meis, a la altura de la recta de la Goulla, donde actuará en cuatro paradas
Publicado por o día 13/01/2023 na sección de Pontevedra,Sucesos

La Xunta inicia la información pública del proyecto de mejora de 37 paradas de autobús en el Salnés, en el que invertirá 745.000€

Meis, 13 de enero de 2023 La Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Infraestructuras y Movilidad, abrió en la jornada de hoy el período de información pública del proyecto de mejora de 37 paradas ubicadas en la red de carreteras autonómicas de la comarca del Salnés, que supondrá una inversión autonómica de 745.000 €.

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, informó del inicio de esta tramitación administrativa que recoge el Diario Oficial de Galicia de hoy, en una visita a la carretera PO-531, a su paso por el Ayuntamiento de Meis, a la altura de la conocida cómo recta de la Goulla, que es un lugar en el que se actuará en cuatro paradas de autobús.

El representante autonómico, que estuvo acompañado por técnicos de la Agencia Gallega de Infraestructuras, por la alcaldesa meisina, Marta Giráldez, y por otros representantes municipales, informó de que el período de información pública permanecerá abierto hasta el 28 de febrero para todos aquellos que quieran trasladar aportaciones la este proyecto.

Las 37 actuaciones para mejorar la accesibilidad y la conectividad de las paradas de autobús se desarrollarán en los municipios de Sanxenxo (donde se actuará en 14 paradas); Meis (12); O Grove (4); Cambados (4); y Meaño (3). Las actuaciones tienen como objetivo reforzar la seguridad y el uso del transporte público.

Las paradas en las que se va a actuar están ubicadas: en la PO-303 en el lugar de Meaño; en la PO-308, en el cruce de Cotos en Dorrón, Nanín, la zona del depósito, lo cruce de Aios, Mirasol y Nuestra Señora de la Lanzada; en la PO-312, en el cruce de la Isla de la Toxa; en la PO-316, en el entronque de San Vicente del Mar; y en la PO-317, en el sanatorio de la Lanzada y San Vicente.

Ya en otro entorno de la comarca, la mejora de los puntos de acceso al transporte se centrarán en la carretera PO-531, en el empalme de Mosteiro, lo cruce de San Lourenzo de Nogueira, La Goulla y Vilanoviña; y también en la PO-550, a la altura de Puente Castrelo, Castrelo, Dena, Vilalonga y La Revuelta.

“Estamos ante un proyecto que pretende mejorar la movilidad y garantizar mayor comodidad a los usuarios en el tiempo de espera en las paradas de autobús del Salnés. Para eso, llevaremos a cabo intervenciones que incrementarán la confortabilidade y la seguridad y, sobre todo, con las que que pretendemos captar más usuarios para lo transporte público, favoreciendo la conectividad de zonas rurales, especialmente de las más lejanas, y protegiendo nuestro medio ambiente con la reducción del transporte privado y la te conseguí merma de las emisiones”, explicó el delegado territorial. Avanzó, además, que otros municipios de la comarca del Salnés y de la ría de Pontevedra, con ayuntamientos como Vilagarcía, Vilanova o Poio, verano mejoradas sus paradas con otra iniciativa que se encuentra actualmente en fase de redacción.

Cuando este proyecto supere el período de información pública, se abrirá la tramitación administrativa para el proceso de contratación de esta actuación, que beneficiará directamente a los 52.116 habitantes de estos cinco municipios, y su posterior ejecución, estimada en un plazo de unos cuatro meses.

Las obras en cada una de estas 37 paradas de autobús consistirán en la dotación de una equipación de marquesina con la tipología oficial de la Dirección General de Movilidad con postes, bancos y apoyo isquiático; la mejora de la accesibilidad con cuestas de acceso e información en braille; la instalación de señalítica; la mejora del acceso a las paradas; incremento de la seguridad con la eliminación de la vegetación, mejora de la visibilidad y de la iluminación; limitación de velocidad; la ampliación de las zonas de apartadero; o la disposición de cuñas de desaceleración y el balizamiento en los espacios de cebreado.

Además, los carriles de los apartadoiros se configurarán con una anchura mínima de tres metros, siendo solo inferior en los puntos en los que implique una importante afición de parcelas o edificaciones. Los bordos de los itinerarios peatonales, que tendrán una anchura mínima de 1,8 metros, y se retraquearán al menos 35 centímetros respeto a las marcas viarias y, en el caso de cuatro paradas, se ejecutarán los muros de contención necesarios, de altura variable, entre 50 centímetros y 2 metros.

Estas actuaciones serán financiadas con fondos MRR del programa Next Generation del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y, previsiblemente, también con fondos FEDER 21/27.

Comentar noticia

Your email address will not be published.