La Xunta inicia las obras de mejora de seguridad en la intersección de la carretera OU-122 en Viladequinta, en el ayuntamiento de Carballeda de Valdeorras

La Consellería de Infraestructuras y Movilidad sigue trabajando en la mejora de la red viaria con el fin de proporcionarles a los ciudadanos unas vías cómodas y seguras
Publicado por o día 29/11/2022 na sección de Santiago,Sucesos

La Xunta inicia las obras de mejora de seguridad en la intersección de la carretera OU-122 en Viladequinta, en el ayuntamiento de Carballeda de Valdeorras

La Consellería de Infraestructuras y Movilidad comenzó hoy las obras de mejora de la seguridad viaria en la intersección de la carretera autonómica OU-122 en Viladequinta, en el ayuntamiento de Carballeda de Valdeorras.

Esta actuación, que supone una inversión autonómica de casi 50.000 euros, se desarrolla entre el punto kilométrico 5+190 y el 5+550 y consiste en la construcción de una intersección de cambio de sentido en el margen derecho de la vía a la altura del punto kilométrico 5+300.

Esta intersección permitirá que los vehículos que discurran por el trecho comprendido entre los núcleos de Viladequinta y O Trigal puedan realizar la maniobra de cambio de sentido en condiciones seguras.

Actualmente, al inicio de este trecho, la carretera cuenta con dos carriles de 3,50 metros de anchura y arcenes de 1,20 metros, iniciándose, en el contorno del punto kilométrico 5+300 un tercer carril para vehículos lentos.

Mediante estas obras se aprovechará la anchura total de la calzada para crear un carril central de espera; y se ampliará la plataforma actual de la carretera hacia la margen derecha, manteniendo la rasante y dando continuidad a la rodadura existente, para ejecutar la intersección con todos sus elementos.

El carril central de espera tendrá 3 metros de ancho, con cuñas de transición de entrada y salida de 60 metros de longitud y una zona de almacenamiento y espera de 15 metros.

El carril de giro consistirá en un semianillo de 6 metros de anchura, situado entre dos cuñas de aceleración y deceleración de 60 metros de longitud cada una. El semianillo tendrá un arcén de 1,50 metros delimitada por un borde remontable.

Una vez superada la intersección, se iniciará un carril para vehículos rápidos, cambiando el carril de vehículos lentos actual, para el cual que se dispondrá una cuña de transición de 60 metros.

La Xunta sigue trabajando en la mejora de la red viaria autonómica con el fin de proporcionarles a los ciudadanos unas vías cómodas y seguras.

Comentar noticia

Your email address will not be published.