La Xunta instala el nuevo sistema de contención de la fauna en la vía de altas prestaciones CG 2.2, a la altura de O Corgo

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias, explicó que las obras entran en la recta final con la colocación de la malla de seguridad y estarán listas en el plazo aproximado de dos meses

La Consellería de Infraestructuras y Movilidad está instalando el nuevo cierre de seguridad en la vía de altas prestaciones Lugo-Monforte (CG-2.2) a su paso por O Corgo, un modelo piloto de contención de la fauna que se ensayará simultáneamente en este tramo y en la AG-64, en Narón. Cuenta con un presupuesto conjunto de cerca de 353.000 euros.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias, comprobó hoy la marcha de los trabajos, que entran en la recta final con la colocación de una malla de 1,5 metros de altura libre sobre el terreno para evitar la entrada de animales domésticos y fauna salvaje. Además, la actuación recoge la adaptación del suelo con una tensión de valga superior a los 1.000 kilos de arrastre para la contención de los jabalís.

Arias explicó que las obras se desarrollan en el tramo que va del punto kilométrico 9 al 11 y estarán finalizadas en el plazo aproximado de dos meses. En los ramales de enlace -donde se interrumpe el vallado de malla- se colocan pasos antifauna que disuadan a los animales de acceder a la vía, y para facilitar la salida de aquellos que consigan entrar se habilitan rampas que permitan saltar al exterior.

El delegado territorial señaló que esta iniciativa se enmarca en las medidas específicas que está poniendo en marcha a Consellería de Infraestructuras para evitar los accidentes causados por la irrupción del jabalí en las carreteras. En este sentido, subrayó que la autovía Nadela-Sarria, cuya primera fase se ejecuta entre A Pobra de San Xiao y Sarria, también contará con valga reforzada en ambos lados para reducir estos siniestros.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario