La Xunta invertirá cerca de 11 M€ hasta 2026 en las obras de construcción de la nueva estación depuradora de Santiago

El resto de la inversión, hasta alrededor de 60 millones de euros, se corresponde en su mayor parte con fondos europeos Next Generation gestionados por el Gobierno central a los que se añade una partida sufragada por el Gobierno municipal

La Xunta va a invertir hasta 2026 casi 11 millones de euros en las obras de construcción de la nueva estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de A Silvouta, en el ayuntamiento de Santiago de Compostela. El resto de la inversión, hasta cerca de 60 millones de euros, se sufraga mayoritariamente con fondos europeos Next Generation -cerca de 49 millones de euros gestionados por la entidad pública estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes)- y se completa con una aportación del Ayuntamiento de Santiago de Compostela.

La conselleira de Medio Ambiente y Cambio Climático, Ángeles Vázquez, participó hoy en la firma de la adenda al convenio entre el Ejecutivo gallego, Acuaes y el Gobierno municipal para la construcción de esta infraestructura, de la que ya comenzaron los trabajos y que se prevé que esté finalizada en 2026. En este sentido, puso en valor la colaboración y el esfuerzo realizado por las tres administraciones implicadas pensando siempre en el beneficio del conjunto de la ciudadanía santiaguesa.

Las actuaciones tienen como finalidad que la ciudad cuente con una depuradora adaptada a sus necesidades presentes y futuras adecuando el sistema de tratamiento de aguas residuales a las exigencias actuales de calidad y caudales. De hecho, estas instalaciones podrán llegar a dar servicio a hasta 227.000 habitantes.

La responsable autonómica incidió en que se trata de una infraestructura hidráulica muy demandada con la que se busca ofrecer agua de calidad y con garantías, cumpliendo las directivas europeas en materia de depuración de núcleos urbanos e impulsando la recuperación ambiental del río Sar.

La titular de Medio Ambiente y Cambio Climático destacó que la Xunta trabaja para convertir Galicia en un referente en materia de agua y de lucha contra el calentamiento global y que por eso está trabajando en una estrategia que va hasta 2033 con el objetivo de optimizar la gestión de los recursos hídricos y de las infraestructuras, como esta de Santiago.

En este sentido, se adoptarán medidas para propiciar la reutilización de aguas residuales ya depuradas cuando sea viable y garantizar el suministro con la calidad y cantidad idóneas a todos los núcleos de población. La mayores, también se revisarán los planes de saneamiento y de abastecimiento al tiempo que se redactarán el plan hidrológico y los instrumentos de gestión del riesgo de inundaciones y sequía. En total son cinco planes en los que el Ejecutivo gallego invertirá cerca de 7 millones de euros y que orientarán las actuaciones de la Administración gallega en este ámbito para los próximos años.

Apoyo a los ayuntamientos

Ángeles Vázquez destacó que, con estas planificaciones, Augas de Galicia seguirá primando las inversiones de apoyo a los ayuntamientos para garantizar la prestación del servicio de aguas. En esta línea, destacó que en todo momento se apuesta por trabajos ambiciosos basados en la colaboración con las entidades locales para mejorar los servicios públicos que se prestan a la población ofreciendo agua accesible, de calidad y con garantías.

Esta es una de las actuaciones incluidas en los presupuestos del Ejecutivo gallego para este año, que movilizará un total de 85 millones de euros en distintas obras de saneamiento y depuración de aguas -incluyendo la explotación de 27 depuradoras cuya gestión fue cedida a la Xunta por los ayuntamientos- y 23 millones de euros en la mejora de los sistemas de abastecimiento municipales.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario